AÑO XXI - NUMERO 37

(18.09.2021)

 

Hola queridos Wine Lovers:  

 

 

 

 

                                                                         

¡¡¡El encanto del blanco y negro !!!

 

 

  

  

 

En mis épocas veinteañeras sintió cierta atracción por la fotografía y apenas casado tomé un curso de un año en el Foto Club de Ferro Carril Oeste, cuyo Director era -entonces- un estudiante de derecho Alejandro Alberico, con quien nos hicimos muy amigos y después la vida nos alejó. Allí aprendí mis primeras armas del mundo de la fotografía, cuando en esa época las fotos en "papel" y de blanco y negro eran mayoría, y el color empezaba a despuntar en los famosos Slides (diapositivas), que se veían en un proyector ( algunas como las de la marca Perutz se mandaban a revelar a Alemania). El “papel color” era casi inexistente.
También aprendí lo que se denomina composición, a hacer contraluces, a revelar y copiar, así como a “sombrear”.Participé en varios concursos y, con la ayuda de un amigo Luis Díaz (que era socio del Foto Club Buenos Aires), hice algunas modificaciones de diapositivas color, proyectándolas en una pantalla de Celon (hecha por mi), y fotografiando -del otro lado - la “parte” de la foto que interesaba. Así gané el primer concurso, luego obtuve 2dos. y 3ros premios, así como varias menciones.
La llegada de los hijos me llevó a alejarme de esa aventura de la fotografía que me dejó gratos recuerdos.
Y el Blanco y Negro fue el principio de la fotografía.Con esos negativos se hacían copias de contacto, dianegativas (como las diapositivas pero en blanco y negro), y fotos con “grano”, que se lograban, entre otras formas, con altas exposiciones, como una película de 400 ASAs expuesta a 1600, o bien con grandes ampliaciones… En fin… era todo muy artesanal.  

  

VINOS

 

 

En estos días tomé el Melipal, Malbec, Cosecha 2018 , de la bodega homónima, fundada en 2002 por la familia Aristi, que se encuentra en Agrelo, Luján de Cuyo, aunque en 2019 fue vendida a la frima Achaval Ferrer que desde hace unos cuantos años está en manos de un Grupo Económico Ruso SPI GROUP, que adquirió con el objeto de ampliar (casi triplicar) su capacidad de producción.
Los vinos de esta bodega, que conozco desde hace mucho, siempre han sido de buena calidad. En este caso tiene una presentación más discreta que sus antecesores, pero muy elegante.
En la copa se muestra con un color rojo oscuro con tonos violáceos, además de buenas piernas (15 °).En nariz propone aromas a frutas rojas maduras entre las que se destacan la ciruela, la frambuesa y la cereza, con notas de chocolate y café. En boca tiene un ataque amable y luego corre con buen cuerpo, jugoso, completo y con taninos redondos y dulzones, todo lo cual lo torna muy agradable. Es muy, pero muy bueno en su gama de unos $ 600/700. Alcanzó 92 puntos de calificación en varios críticos internacionales.
(la imagen es de https://www.thebeveragejournal.com)  

 

 

Para una cena en casa me trajeron un par de botellas de la firma Serrera, de propiedad de la firma Marton Andina que es una empresa vitivinícola dedicada a la elaboración de buenos vinos en partidas limitadas, partiendo de viñedos de distintas zonas de Mendoza.
El que más me gustó fue el Serrera Reserva Malbec, Cosecha 2018, que se elabora con una breve maceración prefermentativa y con una crianza de ocho meses en barricas de roble.
Se trata de un vino con una presentación sobria y elegante y con un color -en la copa- rojo intenso y violáceo, con buenas piernas (14,5 °), para luego hacer sentir aromas a frutas rojas maduras, notas florales y dejos de vainilla y cacao.En boca tiene un ataque amable y después corre con buen cuerpo, con un buen equilibrio entre la fruta, la madera y la acidez, que lo hacen muy agradable hasta su final sabroso y placentero. Excelente vino en su gama (Aprox $ 650/700).
También probé otro vino de la misma marca, denominado Mr. Wine , que es un vino más joven, corte de malbec y cabernet orgánicos, de la Finca Serrera (sita en Tupungato), que se hace con la mínima intervención posible y con un breve paso por barricas de segundo y tercer uso, de manera de darle una ligera complejidad pero manteniendo el valor frutal. Muy bueno (Aprox $ 500).

Estos vinos se venden por diversos canales. Uno de ellos es un amigo, Alejandro, cuyo celular es: 15.3137.8700  

 

Unos de estos días vino a cenar un vecino, y serví -para empezar- un a picada, que fueron tarteletas de queso blanc con ciboulette y minúsculas lajas de jamón crudo deshidratado, además de unos finger food de rodajas de muzzarela, con un toque de aceite de oliva y ají molindo y orégano. Las acompañé con un López Semillón, Cosecha 2021 , que elabora Bodegas López, a partir de uvas de sus Finas La Marthita (1957), y San Carlos (1970), ambas sitas en Maipú.
Como toda la línea tiene una etiqueta casi inalterada desde que dejó de llamarse “Selección López” para denominarse “López”, aunque incorporando estos varietales (ya que antes era sólo un blend).Con la ventaja de la tapa a rosca que permite una hermeticidad segura y posibilita guardar algún resto del vino en la misma botella y hasta en posición horizontal.
Este producto se elabora con una breve maceración a baja temperatura, con el fin de lograr una mayor concentración de aromas y sabores característicos de la cepa. Tiene un color amarillo con tonos verdosos, y en nariz ofrece aromas a damascos, pelones y leves notas de cítricos. En boca tiene una entrada muy fresca, debido a su acidez (3.3 pH), pero luego corre, si bien con cuerpo medio (12,8 °), como llenar el paladar para terminar con un final ligeramente meloso. Excelente en su gama de unos $ 250/300. 

  

 

También probé, con un trozo de salmón blanco a la plancha el PRIVADO, Pinort Noir, Cosecha 2020, de reciente lanzamiento, cuyo artífice -Jorge Rubio- aumenta así su portfolio de esta línea que, como siempre, lleva la etiqueta de cuero.
Esta llamativa y peculiar cepa es oriunda de Borgoña (Francia), y una de las más famosas del mundo, al punto que su cultivo se expandió al nuevo mundo del vino (Nueva Zelanda, EEUU y también Argentina).
Como toda la línea es elegante (en una botella borgoñesa), y llamativa, y en la copa se lo observa con un color rojo rubí, muy atractivo. En nariz ofrece aromas a cereza, frambuesa y algo de especias.En boca tiene una entrada muy amable y no tan seca como otros vinos de esta cepa, luego corre amable, armónico con cuerpo medio (12,1 °), pero lo más destacable es que sus taninos son redondos, amables y aterciopelados, lo que lo lleva a lograr un vino muy agradable, incluso, para los que no gustan de esta cepa. Excelente, moderno y “argentinizado” (Aprox. $ 600). 

 

 

Esta semana, tomé el Dolores Navarro Correas, Malbec, Cosecha 2021 , de la bodega homónima, que me sorprendió muy favorablemente.
En efecto, se trata de un vino cuyo nombre recuerda a la hija el fundador y como todos los de esta línea es virtualmente un entry level, que se se basan (todas las etiquetas de la línea), en lograr un producto joven, pero elegante y con cierta complejidad y equilibrio.
En efecto, cuenta con una distinguida presentación, en una botella alta y esbelta y con una sobria etiqueta. En la copa se lo nota de un color rojo intenso con matices violáceos, apropiado para la cepa.En nariz se le perciben notas de frutos rojos y en boca es redondo, con cuerpo medio y muy bebible (12,9 °), además de agradable, con taninos suaves y algún dejo frutas caramelizadas. Su final es largo y sabroso, lo que lo hace muy atractivo en su gama (Aprox. $ 260/280, en supermercados orientales). Muy bueno en su gama y, por su elegancia, permite llevarlo a cualquier evento que no hará mal al portador. 

 

 

Cierro esta sección diciendo que La Columna de hoy, es una clara evidencia de que no siempre público o comentarios de vinos caros. En esta oportunidad, ninguno es de altísima gama (o precio), y dos, son muy accesibles. 

 

EXPO PALACIO BALCARCE

  

El próximo viernes 24, de 16:30 hs a 20:30 hs, se llevará a cabo la exposición “Vinos en el Palacio” en el tradicional Palacio Balcarce, de Avda. Quintana 161, con el esplendor de su nacimiento en 1916.

Está organizado por Federico González Sasso y Gustavo Semería, este último a cargo desde el 2020 de la concesión gastronómica y de eventos, del Palacio.
Participarán excelentes bodegas y otros expositores con sus vinos, aceites, cervezas y chocolates. Los Stands estarán debidamente distribuidos teniendo en cuenta los protocolos debidos.
El bar estará abierto toda la tarde y después de finalizada la exposición, el restaurant. La entrada costará $ 1200 si se abona antes del evento (en el palacio), y de $ 1400 ese mismo día. Para probar los vinos, se podrá llevar a cabo su Copa o retirar una allí, contra un depósito en garantía de $ 500 que será reintegrado al devolverla.
Consultas por Whatsapp al 15.6723.4001 o al teléfono 11.6254.5672 o dirigirse al Palacio.  

 

NOTICIAS

  

NOTICIA BOMBA: 

Después de 29 años en el Grupo Peñaflor, incluso a pesar de varios cambios de dueños, DANIEL PI, el excelente enólogo que estuvo largo tiempo al frente de las decisiones técnicas de la empresa, deja su puesto de Cheif Winemaker, como se le decía.

Personalmente lo veo como una pérdida,