Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XVII - NUMERO 15


AÑO XVII - NUMERO 15

(23.04.17)


Hola mis queridos Wine Lovers:

 

 

 

¡¡¡ JULIA ROBERTS !!!

 

 

 

 

 

 

 

 

En 1990 se filmó la película “Pretty Woman”, y al año siguiente (1991), la revista estadounidense People la eligió como la mujer más bonita del mundo con sólo 23 años. Era la segunda nominación, ya que la primera fue Michelle Pfeiffer, en 1990.

Esta mujer, agraciada por cierto, obtuvo la misma distinción en los años 2000, 2005 y 2010 y ahora, a los 49 años -en 2017- obtuvo la quinta distinción de ser elegida como la mujer más bonita del mundo por la misma revista.

 

 

 

 

VINOS


En estos días tomé, en dos oportunidades, el Saurus, Malbec, Cosecha 2016, que resulta ser algo así como la línea entry level de la Bodega Familia Schroeder que, como digo siempre (y no me canso de repetirlo), al igual que las primeras bodegas que se instalaron en San Patricio del Chañar (Malma, Bodega del Fin del Mundo, etc.), han mejorado notablemente la calidad de sus vinos. La mayoría de edad de los viñedos, la experiencia de sus actores y el terruño (suelo, poca lluvia, amplitud térmica y viento), han conseguido vinos magníficos.
En este caso se trata de un malbec 100 %, con un breve paso por barricas de roble, y digo breve porque si bien son seis meses, solo se trata del 40 % del vino, lo que logra redondear los taninos propios de esos hollejos intensos producto del viento patagónico.
Su presentación es clásica, con la imagen del fósil encontrado en las excavaciones realizadas durante la construcción dela bodega. En la copa se muestra con un color rojo oscuro y violáceo, muy intenso (propio de la cepa y de la zona). En nariz propone aromas a frutas rojos, como cerezas, ciruelas, guindas y frambuesas, con notas de especias y un ligero dejo avainillado. En boca tiene un ataque dulzón y luego corre pleno (14°), frutado, fresco, agradable, redondo y muy apetitoso, para llegar a un final largo y untuoso (acaramelado dice Leo Puppato, el enólogo de la bodega).
En definitiva un vino excelente en su gama (Aprox. $ 110/120).

 

 

En éstos días tomé un Carmine Granata Malbec Roble, Cosecha 2012, Gran Reserva, que no lo tuve bien guardado … Se mantuvo la botella parada casi dos años … No obstante, estaba espléndido.
Hace un tiempo le conté que me había tomado la última botella que me quedaba de este vino, que es más que excelente, y del que les he hablado varias veces tanto de sus cosecha 2007 como de la 2009, porque amerita señalar que hace honor a los malbec mendocinos, con todas las notas típicas y con gran elegancia y prestancia, además de resultar muy agradable, redondo y con un final muy amable.
Hace un tiempo dije de éste 2012:
"Es un vino con una elegante, moderna y llamativa presentación, que se elabora con uvas de viñedos propios, sitos a 1050 metros de altura y a partir de un bajo rendimiento (6 tons./hectárea).
En la copa se lo advierte de un color rojo intenso y oscuro y también con muy buenas piernas. En nariz ofrece aromas a frutos rojos maduros con predominio de la ciruela y algo de grosella y frambuesa, a lo que se suman notas de vainilla y chocolate con un ligero dejo ahumado, producto de su crianza durante un año en barricas de roble francés. En boca tiene una entrada muy amable y luego se siente su buen cuerpo y estructura y también sus taninos muy presentes, pero redondos, aterciopelados, todo lo cual le brinda una dis-tinguida elegancia, para terminar con una muy buena cola, de esas que invita a tomar otra copa. En definitiva, excelente." En este caso (2012), estaba en la cúspide de su evolución …como dije antes … espléndido.

 

Comenzando los tiempos frescos, con las comidas más corpulentas, abrí un Portillo Syrah Cosecha 2016, que resultó muy agradable, tal como me anticipara mi amigo Mariano Fresco, a quien también le gustó mucho. Tiene una presentación similar a toda la línea que, como les he contado, ha sido totalmente renovada hace poco y se muestra en la copa con un color rojo intenso y oscuro, con tonos ligeramente azulados. En nariz ofrece aromas a frutos rojos y negros, especias y alguna nota de pimienta y frutos secos. En boca es amable desde el ataque y corre con buen cuerpo, pese a que solo tiene 13° de alcohol, pero su carácter se hace sentir aún sin dejar de ser agradable y redondo, con taninos suavemente dulzones. En definitiva un vino excelente, que pese a ser el llamado King Kong de los vinos por su estructura y robustez, resulta grato y delicado.

En efecto Anthony Díaz Blue, un conocido periodista de vinos de los EEUU, lo definió así por ser un vino enérgico, corpulento, de gran carácter, mucha personalidad y de importante riqueza tánica, sin embargo este es sabroso y delicado.

 

Les cuento algo sobre el By the Glass Las Perdices Chardonnay Cosecha 2016.
Es una nueva versión de esta línea, lo que evidencia que Viña Las Perdices sigue apostando al consumo de vino por copa, con su By the Glass, nombre del formato Bag in Box, de la bodega. En esta oportunidad un Chardonnay Cosecha 2016, un excelente vino con todas las características de la cepa, que se mantiene en la heladera por lo menos un par de semanas, sin oxidación y sin detrimento de sus cualidades.
Este By the Glass Las Perdices Chardonnay contiene 3 litros (equivalente a 4 botellas de 750 cc), de un vino 100 % Chardonnay que tuvo una crianza de seis meses en barricas de roble francés. El precio sugerido es de $ 555 en vinotecas, algo así como $ 138 por botella, que permite vender una copa a unos $ 45 a $ 60, de manera que con unas 10 copas se cubre el costo, si se compra en vinotecas y unas 7 u 8 si se adquiere a distribuidores.

Su enólogo, el Ing. Juan Carlos Muñoz, dice: “Creemos que es un envase ideal para restaurantes porque permite ofrecer distintos tipos de vinos con distintos menús sin el riesgo que implica para el gastronómico abrir botellas y que el producto no rote. Con este envase no hay riesgos, el producto puede estar abierto semanas sin alterarse. Es el aliado perfecto para trabajar vino por copa”.

Coincido plenamente y no entiendo porqué los restaurantes se resisten a esta opción, como tampoco entiendo a los resturanteurs que los tienen sobre el mostrador a una temperatura exageradamente alta …. Después dicen que “no funciona” o “no es rentable” … parece que el servicio no importa; sólo importa que los comensales entre y paguen … y tomen lo que ellos quieren …

También resulta una buena opción para el consumo individual, ya que brinda la flexibilidad de consumir el vino por copa, por ejemplo, una persona comiendo sola en su casa o junto a un comensal que no tome vino. En definitiva es muy bueno para la casa en la que no en todo momento se va a tomar una botella, ya que brinda la certeza de mantener incólume sus características durante un par de semanas, por lo menos.

 

FERMENTACION ALCOHÓLICA Y MALOLACTICA



La fermentación es un proceso bioquímico por el que una sustancia orgánica se transforma en otra (generalmente más simple), por la acción de un fermento. La fermentación típica es llevada a cabo por las levaduras. También por algunos metazoos y protistas. El vino es un producto de la fermentación de las uvas o más precisamente del jugo de las uvas.

La fermentación alcohólica, también denominada tumultuosa, porque produce -dentro del producto en fermentación- burbujas de anhídrido carbónico, es un proceso metabólico anaeróbico (en ausencia de oxígeno), que permite a las levaduras (esencialmente Saccharomyces Cerevisiae), consumir los azú-cares del mosto para liberar dióxido de carbono y alcohol etílico (etanol), que permanece en disolución en el vino final. La concentración de alcohol se suele medir en porcentaje de volumen total y su contenido varía dependiendo del tipo de uva, de las condiciones y del objetivo del enólogo.
Los vinos contienen, además pequeñas cantidades de otros alcoholes, como el alcohol metílico, que no son resultado directo de la fermentación, sino de la hidrolización de las pectinas (existentes en la piel de la uva). Por ello, debido a que la pectina se encuentra más en la piel que en el mosto, los vinos blancos contienen mucho menos alcohol metílico que los vinos tintos. A pesar de ser tóxico, las cantidades que posee el vino no son malignas ya que las dosis letales de 340 ml/kg de peso, hace que una persona media de 70 kg tenga que tomar aproximadamente doscientos litros.

De manera que el azúcar de la uva se convierte en el alcohol del vino y por eso se llama fermentación alcohólica, que deja en él varios alcoholes y varios ácidos que proporcionan frescura y sabor y protegen al vino de las bacterias.
Los ácidos presentes en esta bebida son, fundamentalmente, el tartárico, el málico, el cítrico y el glucónico, y todos provienen de la uva. Aunque también pueden encontrarse otros derivados de la fermentación: succinico, láctico y acético. El más importante es el tartárico (que casi no existe fuera de la uva), y es el que produce mayor acidez y cierta astringencia. El málico es muy abundante en los vegetales y da cierta astringencia y notas de vegetales verdes. El cítrico, si bien está en todas las cepas, suele aumentar cuando hay mayor concentración de azúcares y produce cierta frescura (no estará presente en los tintos sometidos a fermentación maloláctica). El ácido glucónico es responsable de parte del sabor dulzón en los vinos.

Entre los mencionados está el ácido málico que es áspero al paladar, por lo que en muchos casos se recurre a llamada fermentación maloláctica que es la que transforma el ácido málico, en ácido láctico, por acción de diversas bacterias y con ello se consigue el  efecto de suavizar el vino y hacerlo más agradable y menos agresivo a los sentidos. Es una fermentación, muchas veces más lenta y esencialmente tranquila a diferencia de la anterior.
No todos los vinos son sometidos a esta “segunda” fermentación, sólo los que el winemaker decide hacerla o permitirla de acuerdo al resultado que pretende conseguir (más frescura, por ejemplo en vinos jóvenes o algunos blancos o rosados o, con maloláctica, más untuosidad y complejidad en tintos de guarda o blancos evolucionados). Algunas veces sólo se somete a esta fermentación maloláctica una parte del vino.


NOVEDADES



Alguien que sabe mucho, el Licenciado en Enología Ángel A. Mendoza, dijo recientemente:
“La mineralidad en los vinos no existe. O mejor dicho, cuando en un vino se perciben sabores minerales, estos no proceden del suelo o del terroir. Su origen se debe a factores de la vinificación, bastantes alejados de la composición mineral del suelo. Recientemente se ha demostrado en un modelo científico-estadístico que la relación entre la composición química de los vinos y su percepción ‘mineral’ en la degustación, no tiene un vínculo directo asociado a los minerales que componen el suelo del viñedo.”
Y concluyó diciendo: “Expongo con mucho placer una simple pero contundente frase de una importante periodista, especialista en economía vitivinícola, del Diario Los Andes, María Soledad González: ‘la mineralidad del vino existe, sólo que viene de la bodega y no del terruño’”.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Üllo es un instrumento del que dicen que ser capaz de filtrar los sulfitos añadidos al vino, restaurándolo a su estado natural anterior. El proyecto busca inversiones a través de crowdfunding.
Los creadores de Üllo afirman ser capaz de despojar a un vino de sulfitos (un antioxidante y antiséptico utilizado en la producción de la mayoría de los vinos), utilizando en su proceso el sistema TMCaptura.
Se trata de un filtro de un polímero a través del cual Üllo pretende reducir los sulfitos a un "nivel natural", manteniendo el sabor y carácter original del vino.
Los sulfitos no son perjudiciales dentro de los actuales niveles limitados por ley. Sin embargo, dentro de estos niveles, pueden hacer que un vino parezca "duro" y carente de "frutalidad".

Fuente: https://www.vinetur.com/2015072420365/crean-un-purificador-que-elimina-los-sulfitos-del-vino.html

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Como les dije en los anteriores números, había una oportunidad magnífica para probar muy buenos malbec … en La Cabaña Restaurante de Carnes de Puerto Madero.  

Si no fueron … lo lamento por Uds. … excelentes vinos, magnífico catering, amigos y una vista excelente al dique, todo lo cual conformó una noche espléndida.

Hablar de distintos malbec de alta gama, en nuestro país, es algo habitual, por eso lo bueno fue probar algunos nuevos …

Y entre ellos me llamó la atención el rosado de Nieto Senetiner, que parecía más un blanco porque tenía un suavísimo color rosado y su particularidad es que había pasado por barricas de acacia. Un 30% del vino es -a su vez- fermentado y añejado por tres meses, aproximadamente, en barricas de acacia de origen francés, que intensifican los aromas primarios del malbec, preservando sus notas frutales y aportando exquisitas notas florales, de tilo y azahar,

Otro “descubrimiento”, que resalto porque los había probado el año pasado, pero no me habían quedado “registrados” fueron los vinos de Finca Adelma, de los cuales probé el Capitán Cosecha 2012, con doce meses de roble, el Adelma Gran Reserva, Malbec, Cosecha 2011, con dieciocho meses de roble y el mismo Cosecha 2010. Los tres me encantaron, pero me deslumbró el segundo, probablemente por la mejor situación (temperatura ideal, bien aireado, etc.), pero insisto, los tres excelentes. Y los de cosecha corriente (el 1ro. y el 2do.), a un precio más que accesible (Aprox. $ 200, comprando por caja).
Esta gente, de la que conocí a toda la familia, un simpático matrimonio, una linda hija, y un jovencito sonriente, posee una finca en Tupungato, en Mendoza a una altitud de 1100 metros, con 45 hectáreas y una bodega propia, pero venden uva, vino a granel y exportan. En el mercado local colocan entre 10.000 y 15.000 botellas.
El que menciono especialmente, tenía un color rojo violáceo y buenas piernas y desprendía aromas a frutos rojos maduros además de ciertos toques de violetas y notas de vainilla, tabaco y especias, producto de su paso por barricas. En boca comienza con un ataque amable pero mostrando su personalidad y luego se desliza con cierta complejidad  y redondez, llenando la boca de satisfacción, sobre todo por sus taninos amables y dulzones. En definitiva un vino excelente que ha obtenido 90 puntos en Wine Enthusiast, revista en la que fue elegido Best Buy; y también obtuvo una Medalla de Oro en el Concurso Internacional Vinandino 2015. Por lo que no dudo en señalar que es un vino excelente y algo más.

Después de algún otro vino -estuve muy moderado- no resistí la tentación de tomar una nueva cosecha del Gran Malbec de Angeles, que estaba excelente, como siempre. Al igual el Finca Los Nobles y los Siesta de Tahuantinsuyo y tras de una agradable charla con el dueño de La Cabaña, Eduardo González … y de congeniar recetas con el Gran Gaona, decidimos regresar “pa las casas” junto con mi esposa y nuestro querido vecino Mariano Fresco.
Excelente reunión y excelentes vinos, para no hablar del lugar que es el mejor Restaurante de Carnes del país, que “deben” conocer.

 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Don David, una marca destacada de la Bodega El Esteco, ha presentado un nuevo blend: Don David Reserva Malbec-Tannat, Cosecha 2015.
Es un blend elaborado a partir de uvas Malbec 50 % y otro 50% de uvas Tannat. Según me cuenta la bodega, ya que no lo he probado, el Malbec le aporta dulzura y vivacidad, mientras que la Tannat la arrima concentración de color y estructura. Dicen que tiene un color negro profundo, con notas rojas y bordes violáceos. En nariz brinda -según me cuentan- aromas a ciruelas maduras, pasas de uvas, bombones de chocolate, roble y muy suave. En boca parece que tiene buena presencia y un de persistencia larga y elegante. Precio sugerido: $230.


CORREO DE LECTORES



Una amiga me dijo:
“¡¡¡ Un bombón !!! Maduro, moderno y elegante”
- COMO YO -

Una ex pupil, apuntó:
“Tema Rob no es de mis favoritos but una copa de champaña con él me tomaría jeje...”
Y …

Un amigo me contó:
“Alejo, acabo de ver tu página y a mi también me impresionó la silueta que se recorta con el mar de fondo.”
De los vinos … ni bola (jajaja).

Un joven lector, me espetó:
“Dejá a los chabones y poné fotos de los mares … como los de la otra Columna …
Se refiere al mar  …

Otro lector, confesó:
“Sí; me acompañó una dama. Lo decís por la elección del vino ? Jajaja”
Y … rosado …

Un buen tomador me dijo:
“Alejo … lo del terroir es sanata … que en este ambiente hay mucha. Como vos decís nadie sabe nada y si una etiqueta le dice que tiene notas de ‘pedernal’ lo repiten como locos para destacarse. Algunos pretender decir que un vino hecho con uvas de viñedos distantes entre si de 10 ó 20 kms. es distinto al otro, sólo lo será por la forma en que se hizo, desde el viñedo hasta la guarda …”
Cierto. Como lo de los precios: Algunos me dicen que venden con mucha facilidad vinos de arriba de $ 1.000 que los de $ 200. Claro éstos últimos se consiguen en los supermercados orientales de $ 100 y el snob quiere mostrar que compra/toma vinos caros y exclusivos.

 

Vuelvo a estar con Uds. la semana que viene y, mientras tanto
les deseo que tomen bueno vinos

--- ALEJO ---
“El Añejo”

Anteriores

2017

2016

2015