Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XVII - NUMERO 7


AÑO XVII - NUMERO 7

(26.02.17)


Hola mis queridos Wine Lovers:



 

Cobie Smulders

 

 

 

 

 Jacoba Francisca Maria "Cobie" Smulders (nacida el 3.04.1982, en Vancouver, Canadá).
De pequeña quería dedicarse a la medicina o a la biología marina, pero en la escuela intervino en varias producciones que despertaron su interés por la actuación. En 2000 finalizó sus estudios y fue elegida por una agencia de modelos por su figura (1,73 mts.), y su belleza y empezó a desfilar internacionalmente.
Se hizo famosa, además de su actuación en varias series de T.V. por su trabajo como la Agente María Hill en las películas Los Vengadores (2012), El  Capitán América, Soldado de Invierno (2014), Los Vengadores, era de Ultrón (2015), también -recientemente- en el papel de la Mayor Susan Turner en el film Jack Reacher: Never Go Back (2016), con Tom Cruise.

 

 

 

VINOS


Unos días atrás, para acompañar unos bifes de lomo en sándwich con figazas árabes pequeñas, abrí un Petite Fleur, Malbec, Cosecha 2014, de la Bodega Monteviejo, sita en Valle de Uco que, como les contara varias veces es la pionera en el Grupo Clos de los Siete. Originalmente de Catherine Péré Vergé (†), hoy de Henri Parent y que comanda el destacado Winemaker Marcelo Pelleriti de quien también les he hablado muchas veces.
Es un 100 % varietal, que tiene una presentación elegante y en la copa se muestra con un color rojo violáceo intenso y oscuro, con buenas piernas (14,5°). En nariz propone aromas frutas rojas maduras, como en mermelada, entre las que se destacan la ciruela, la mora y la frambuesa, con suaves dejos mentolados un toque de violetas y notas de vainilla y chocolate que no opacan las notas frutales. En boca tiene un ataque dulzón y luego corre con muy buen cuerpo, estructura y personalidad, con taninos bien presentes pero redondos por su paso durante diez meses en barricas de roble francés y su año y medio de guarda, para confluir en un vino envolvente, completo, que llena la boca y que -a la vez- es muy agradable. Su recuerdo es largo y sabroso.
Un vino excelente que, tengo la certeza, en un par de años alcanzará su plenitud.
Aprox. $ 260/280

A principios de la década pasada, la Bodega del Desierto, se instaló en Colonia 25 de Mayo, en el sudoeste de la provincia de La Pampa, donde hay una precipitación anual promedio de 180 mm, es decir “un desierto”. Pero el valle del Río Colorado tiene un potencial significativo por su enorme caudal, que puede proveer agua de calidad a las tierras de ambas márgenes. Allí plantaron varias cepas, reciclaron una instalación ya existente de 2500 metros cuadrados para dedicarla a la elaboración y el almacenamiento, trajeron barricas de roble de Francia y Estados Unidos y se contrató al enólogo Sebastian Cavagnaro y al wineconsultant Paul Hobbs. Actualmente se han hecho un lugar destacado en la vitivinicultura argentina.

De dicha bodega tomé, hace muy poco, el Desierto Pampa Blend, Cosecha 2012, del que había probado su antecesor (2010), que me había gustado mucho. En esta oportunidad quedé más conforme aún.
Se trata de un vino elaborado con 40% de Malbec, 40% de Cabernet Franc (muy bueno el varietal de esta línea), y 20% de Merlot, con un bajo rendimiento (45 QQ/Ha). Tiene una presentación sobria aunque alusiva al terruño, y en la copa se muestra con un color bordó intenso y oscuro y muestra buenas piernas (14,4°). En nariz ofrece aromas a frutas rojas maduras, como confitadas, algo de frutas secas, notas de chocolate, vainilla y algo de tabaco, como resultado del aporte del roble en el que pasa dieciocho meses. En boca cada cepa hace su aporte combinando las virtudes, lo que arroja un ataque amable, luego buen cuerpo y estructura, mucha personalidad, taninos importantes, pero redondeados por la crianza, lo que aporta cierta complejidad y fortaleza, pero muy agradable (pH 3.8), carnoso y sabroso. Para terminar con un recuerdo grato y placentero. En definitiva, un vino excelente (Aprox. $ 260/280).

A menudo me preguntan por los vinos de Bodegas López y siempre digo que tienen un estilo: “El Estilo López”, que puede gustar o no pero que siempre lo mantienen, a lo largo de los años, trabajando con corrección y seriedad. En cuanto a sus vinos, unos gustan más que otros, pero se siguen tomando desde hace más de una centuria, lo que la ha ubicado entre las diez bodegas más grandes del país.
Dentro de ese largo lapso, hay vinos que todos los argentinos recuerdan como el Monchenot, el Chateau Vieux, el Federico López, el Rincón Famoso, el Selección López (ahora llamado simplemente López), para nombrar los más conocidos.
Y dejé para el final al Vasco Viejo que debe ser el entry level (hoy debe costar entre $ 40/50). Tanto el tinto como el blanco se venden mucho, sobre todo en los restaurantes pequeños, como vino de la casa o para servir por copa. El tinto no lo tomo hace mucho; el blanco resulta un buen compañero para frugales almuerzos en medio de la jornada laboral, sobre todo en tiempos de calor, porque bien puede tomarse con hielo o con soda, sin sentirse culpable.
Se elabora, con Pedro Gimenez, Ugni Blanc y Moscatel; se vinifica en tanques de acero inoxidable a baja temperatura, luego se clarifica, se estabiliza, se filtra y se embotella. Tiene un color amarillo dorado con algún tono verdoso. Aromas suaves a pasas, frutas de pulpa blanca y un leve aroma floral. En boca es seco (1,67 grs/litro), con buena acidez (generalmente 3.4 pH), con cuerpo medio (Aprox. 13°), frutado y fresco. A razón de $ 40 (se puede conseguir), es muy, pero muy bueno para los días de canícula, bien frío, o con soda o hielo.

 

FE DE ERRATAS:

Debo rectificar que el excelente vino Cónclave CCLXVI  Cabernet – Cabernet, Reserva, Cosecha 2015, de la Bodega Píccolo Banfi (de Diego Banfi), comentado la semana pasada, indica en su etiqueta:

CONCLAVE 266 (en números romanos) y no CONCLAVE 261 como indicara por error.

 

 

VINOS CANARIOS


Un argentino, lector de éstas Columnas, que vive en las Islas Canarias, me envió un informé que preparó respecto de los vinos de esas ínsulas que más de un lector ha visitado alguna vez.  Dicho informe dice, esencialmente, lo siguiente:

En los siglos XVI, XVII y XVIII Inglaterra se abastecía de los vinos producidos en las Islas Canarias (Canary Wines), como quedó plasmado en diversos párrafos de ciertas obras de Shakespeare, Walter Scott o Lord Byron, pero actualmente los vinos canarios pasan desapercibidos. Diversas fueron las razones que suscitaron dicha ausencia, pero actualmente los productores canarios intentan volver a los mercados internacionales.

Las Islas Canarias, que están ubicadas en el Atlántico y a la altura de Marruecos y Mauritania, son un conjunto de siete Islas: Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, a las que se sumas unas más pequeñas (Las situadas más al éste, están a unos 100 Kms de Africa). La conquista de estas islas por parte de España (acompañada por el asentamiento de colonos portugueses, genoveses y franceses), comenzó poco antes del arribo de Colón al Caribe. Recordemos que estas Islas resultaron esenciales para que los conquistadores hicieran escalas técnicas para reponer víveres, lo que implicó, entre otras cuestiones, que los primeros misioneros del continente (así es como los canarios llaman a Europa), plantaran diversas cepas en aquellos nuevos territorios. De ahí que a fines del siglo XV, naciera la producción vitivinícola de las Islas. 

En segundo lugar -y habiendo atravesado siglos de historia- las Islas Canarias son el único productor que ha estado libre de la mayor plaga de la vid: la filoxera. Todas las variedades canarias, por cierto endémicas, son pre-filoxéricas. Esto le ha valido el título de “reservorio” europeo, debido a que para la repoblación de un importante número de cepas, España (llamada península por los canarios), Portugal, Francia, Italia y Alemania, entre otros, las han recuperado de las plantadas en las islas.

En tercer lugar es importante tener presente la variedad de climas, microclimas y orografías que presentan las Islas. Esto hace que en sólo 5 km de distancia existan diferencias térmicas, y de altura que hacen a la práctica enológica muy difícil o extremadamente particular y propicia (p.ej. altitud de al menos 1200 msnm, terreno arcillosos y amplitud térmica). Las diferencias entre las islas como así también en su interior son tan grandes que difícilmente se pueda conjugar un mismo tipo de producción en todas ellas.

Las Islas producen tintos, blancos, dulces y, en menor medida, rosados. Recientemente han comenzado la elaboración de espumosos (método tradicional). La dos Islas más importantes, en cuanto a producción, son Lanzarote y Tenerife. La primera es históricamente una de las más conocidas. Allí predominan las variedades blancas, siendo la Malvasía Volcánica su buque insignia. El suelo de esta isla se destaca por su aspecto volcánico (ceniza volcánica, localmente llamado rofe), que aporta elevadas características minerales a los vinos (más allá de las discusiones actuales sobre la mineralidad). A su vez, el tipo de conducción le brinda un carácter único a nivel mundial. Dicha cepa, que es un subgénero de las malvasías (cruce de Malvasía Aromática y Marmajuelo), presenta una alta carga aromática, simplemente a copa parada, y en boca una acidez elevada pero sumamente equilibrada que la hacen un exponente perfecto del terroir.

Como nota de color, Lanzarote alberga la bodega más antigua de las Canarias, El Grifo, re-fundada (1775) unas décadas más tarde de la erupción (1740) del volcán más activo de la isla, Timanfaya.

En Tenerife la producción enológica supera a todas las demás. Aquí la elaboración de tintos y blancos se encuentra más equilibrada. La variedad más cultivada es la Listán, tanto la blanca como la negra (tinto), que no debe confundirse con la Listán Prieto que, genéticamente, es diversa aunque es probable que sea un clon de esta variedad. Es una uva que se extiende por toda la isla, y que produce vinos (mono) varietales o vinos de corte (multivarietal), tanto en su gama blanca como tinta. Es una variedad noble, aunque rústica, debido a que se adapta a condiciones edafoclimáticas diversas, a su resistencia de plagas y enfermedades, y a su relativo elevado rendimiento por hectáreas cultivadas.
La vinificación de la Listán Negro suele desarrollarse para tintos (los rosados no sobrepasan el 5%), en su gran mayoría jóvenes o de corto paso por madera (una media de 4 meses). Es un vino que suele presentar un color granate, con una intensidad aromática media (notas herbáceas, en particular la hoja de higuera seca), y en boca destaca una acidez media con relativo cuerpo y estructura.
Por otra parte, Tenerife, junto con La Palma (y en menor medida El Hierro y La Gomera), presenta variedades únicas que han sabido desarrollarse y adaptarse a lo largo de los siglos. En los blancos encontramos: Marmajuelo, Gual, Sabro, Vijariego Blanco, Albillo criollo, Forastera. En los tintos: Baboso, Vijariego Negro, Negramoll y Tintilla. Variedades que algunas bodegas (Viñátigo, Suertes del Marqués, Tajinaste, Ferrera, Cumbres de Abona, Teneguía, etc.), han sabido interpretar correctamente vinificando varietales, como también cortes.

En definitiva, el territorio canario se encuentra en vías de recuperar aquella fama que supo ganarse en las más ilustres mesas (y cortes) de la Europa de los siglos XVI y XVII, (re-) conquistando mercados de antaño como el Europeo y nuevos como Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea, China, Rusia y otros más. Así que lo único que queda, para aquellos que todavía no conocen los vinos canarios, es conseguirlos y disfrutarlos.

NOVEDADES


Osadía de Crear, es el primer emprendimiento gastronómico de Susana Balbo Wines y recientemente, en virtud de una idea de Ana Lovaglio, hija de Susana Balbo, fue remodelado y reinaugurado, destacando que, desde fines del 2016, cuenta con el asesoramiento del conocido Chef Hernán Gipponi.
Está ubicado en el mismo predio de la bodega, y sus ventanales permiten visualizar el imponente Cordón del Plata, la laguna y los viñedos que rodean toda la bodega,
Espacio Crios (el segundo emprendimiento gastronómico de la bodega), también cuenta con el asesoramiento de Hernán Gipponi que en el 2015 fue reconocido, por la Academia Argentina de Gastronomía, como “Mejor Cocinero”.
Osadía de Crear es uno de los pocos restaurantes de bodega que además de ofrecer menús de 3 y 4 pasos, también permiten comer a la carta, algo que -a mi criterio- deberían hacer muchos de sus competidores, incluso los restaurantes (por pasos), de Buenos Aires.
Un magnífico lugar para visitar en un viaje a Mendoza: Cochabamba 7801 de Agrelo, Luján de Cuyo.
Las reservas se pueden realizar al (0261) 4989231 o por mail This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Wine Spectator, eligió la semana pasada con The Wine of the Week al llamado Los Vascos Cabernet Sauvignon Colchagua Grande Reserve 2013 y lo calificó con 90 puntos. Dijo también que es un lujoso y jugoso vino de color rojo que presenta aromas bien estructurados de ciruelas, grosellas negras y frutos del bosque, además de notas ahumadas y toques de chocolate para mostrar en boca taninos firmes.

Es bueno tenerlo en cuneta, en ésta época en que muchos van a pasear (o de compras), a Chile.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Havana Club 7 años, renovó su etiqueta a través de un diseño que ofrece una estética masculina con reminiscencias cubanas. Obviamente ofrece tambien Havana Club Añejo Especial, Havana Club Añejo  3 años, Havana Club Añejo 7 años y Selección de Maestros. 
Importa y distribuye el Grupo Pernod Ricard

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Según algunas noticias, el consumo anual de whisky en la Argentina des de 11.250.000 litros

Los más tomadores son los franceses (2,15 litros de whisky por persona por año) y en segundo puesto Uruguay, que alguna vez figuró en el primer lugar (1,77 litros per capita), EEUU (1,41), Australia (1,3), España (1,29), Emiratos (1,27), Gran Bretaña (1,25), India (1,24), Canadá (1,19)  Sudáfrica (0,93), Venezuela (0,90) … y algo más lejos Argentina (0,27).


CORREO DE LECTORES


Un querido lector señaló:
“Vos tampoco te olvidas de Petra ¿ no ? Ya pusiste su foto en tres números …”
Y … Petra … es Petra …

Una discípula me dijo:
“Hi, Teacher! Gracias por darle algo lindo a mis retinas. Linda week!!!
 Se refería Christian Bale … no a Petra.

Un destacado enólogo me dijo:
“Schweppe si era Alemán, pero el producto nació en Suiza, Ginebra para ser exacto.”
Johann Jacob Schweppe (1740-1821), era alemán (joyero, empresario y científico aficionado), y desarrolló un método para carbonatar el agua en Ginebra, Suiza, fundando la empresa Schweppes en 1783. En 1792 se trasladó a Londres para desarrollar el negocio bajo el nombre de J. Schweppe & Co. hasta retirarse en 1798.

Un amigo muy puntilloso, me reclamó:
“Querido amigo el Conclave es 266, no es fundamental ,pero en la primaria nos hacian sumar con numeros romanos lo que nunca fue facil, a mi me gustaba…”
Tiene razón me equivoqué. Nunca tuve problemas con los números romanos … pero me equivoqué al leerlo … Tampoco se qué significa para la bodega el CCLXVI (266).


Otro lector apuntó:
“Hola Alejo, me gusto la nota sobre el Gin Tonic, trago noble si los hay. Cierto progresismo me incito a reemplazar el limos por una rodaja de pepino,el resultado es interesante pero personalmente prefiero el limón … se me hace que las Ginebras argentinas son mas aromáticas que los Gins tanto nacionales como importados, ademas hay muy poca oferta, hoy todo es Vodka.”
Muy bueno lo del pepino, que refuerza los aromas del gin. Es cierto que el Gin no se toma con asiduidad, ahora están más de moda otras bebidas como Fernet, Vodka, Campari, y los nuevos aperitivos. Salvo al whisky que siempre tiene un consumo más o menos estable.
En mi caso a veces tomo Gin con soda y otras veces con cola, en todos los casos con hielo

 

La semana próxima volveré a estar con Uds.
Mientras tanto les deseo que tomen buenos vinos

--- ALEJO ---

“El Añejo”

Anteriores

2017

2016

2015