Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XVII - NUMERO 3


AÑO XVII - NUMERO 3

(14.01.17)


Hola mis queridos Wine Lovers:

 

 

Siempre me gustó el mar … por arriba y por abajo …


 

 

 

¡ Come on baby !

 

 

 

 

 

   

VINOS


En estos días probé el vino denominado Canyengue, Gran Reserva, Cosecha 2012, que es el top de la Bodega Casta del Sur de las que les he hablado hace poco, recordando que el emprendimiento de María Marta Sottano y Patricio Zapata, iniciado en 2011, que cuenta con diez hectáreas de viñedos en Luján de Cuyo a unos 950 metros de altura. Este vino, es un blend que, según la etiqueta se elabora con Malbec, Petit Verdot, Cabernet Franc y Raboso, en un 30 %.
Merece destacarse que la “raboso” es una cepa muy antigua, oriunda del Veneto, Italia, cuyo vino suele ser intenso y de mucho carácter que se toma después de un “affinamento” (o invecchiamento, que significan envejecimiento o añejamiento), en madera redondear su aspereza.
Tiene una presentación sobria y alusiva al tango, en los suburbios de Buenos Aires. En la copa se muestra con un color rojo rubí oscuro, con tonos púrpura y buenas piernas. En nariz ofrece aromas a frutas rojas y negras maduras, como en mermelada, algo de pimientos rojos, especias y notas de chocolate, tabaco y un dejo de cuero, producto de su paso por barricas de roble francés y americano durante dieciocho meses. Tiene un ataque dulzón y amable, luego corre con personalidad buena estructura y taninos presentes pero redondos como aterciopelados, y va llenando la boca con una sensación de frutas acarameladas, con excelente equilibro entre el alcohol, la madera, la fruta y la acidez, lo que lo erige en un vino agradable, elegante y sabroso, para llegar a un recuerdo largo y seductor, de esos que invitan a tomar otra copa. En definitiva, un vino soberbio que dentro de un valor aproximado de $ 220, brinda una espectacular relación precio calidad. MUY RECOMENDABLE

 

 

El vino Casta del Sur, Malbec, Cosecha 2012, que les comenté la semana pasada y que califiqué como excelente, tiene un precio sugerido al público de $ 180, lo que brinda una excelente relación precio-calidad.


www.castadelsur.com

 

 

   

La Bodega Familia Schroeder, sita en San Patricio del Chañar, a 39° de latitud sur y a 53 kms. de la ciudad de Neuquén, de la que les hablé varias veces, siempre destacando la calidad de sus productos patagónicos, me envió -con motivo del día del periodista- un Malbec Especial, sin etiquetar, cosecha 2007, embotellado en 2009, sin filtrar, que tuvo una crianza de veinticuatro meses de roble  esloveno, que estaba sencillamente espléndido.
Como dije, es un 100 % Malbec, que parte de viñedos propios con un bajo rendimiento (aprox. 55 qq/Ha), la botella es similar a las bordolesas en que ofrecen sus vinos top, Familia Schroeder, altas y medianamente pesadas. En la copa en vino se mostró con un color rojo intenso y oscuro, propio de la zona y de la cepa, con tonos violáceos y destellos suavemente atejados en los bordes de la copa, exhibía también muy buenas piernas (Aprox. 14,5° de alcohol), ligeramente coloreadas.
En nariz propuso, una intensidad aromáticas que conjugó las notas a frutos rojos típicos de la cepa, bien maduro y como en mermelada, con sutiles notas florales y especiadas, además de las notas terciarias aportadas por la madera, como vainilla, cacao, tabaco y algún dejo ahumado
En boca se presentó con un ataque dulzón y amable, para seguir con muy buen cuerpo, estructura y acidez. Posee taninos intensos pero redondos y agradables, corriendo en forma envolvente como llenando la boca, todo lo cual conforma un vino robusto, pero agradable, elegante, goloso y cautivante. Termina con un recuerdo de esos que n o se olvidan. Un vino soberbio que denota la alta calidad que logra esta bodega de las Familia Schroeder, de la mano de su enólogo Leonardo Puppato.
Recuerdo que a fin de año, en la reunión anual de la bodega (celebrada habitualmente en el Hotel Alvear), tomé por primera vez un Familia Schroeder Merlot (en la imagen), que merece la misma calificación y que deslumbró a todos los que lo descubrimos en esa oportunidad.

No me canso de sugerir que en los días de canícula, no hay nada mejor, para acompañar las comidas con un buen vino blanco. Los reacios a esta sugerencia suelen ser los amantes de los tintos y los que consideran que no pueden acompañar todas las comidas. Yo les respondo que todas las comidas (salvo raras excepciones), pueden ser acompañadas por blancos y/o espumosos.
Así entonces, en estos días he tomado varios blancos, de los que destaco uno, que ayer acompañó muy bien a unas bruschettas de mi autoría y a un pollo al horno (a la parrilla del horno), que preparó mi esposa para recibir a nuestra hija.
Ese vino fue el Urraca Chardonnay Reserva, Cosecha 2015, del que ya les hablé, por lo que recuerdo que lo elabora el destacado enólogo Walter Bressia para la firma Urraca Wines, a partir de uvas de viñedos propios de su finca sita en Agrelo, Lujan de Cuyo, a 950 metros de altura.
Es un vino delicado, fresco y elegante, que tiene una presentación sobria y distinguida, y en la copa se muestra de un color amarillo pálido con algunos destellos verdosos. En nariz regala aromas a frutas tropicales, notas de cítricos y manzanas verdes y un dejo de frutas secas. En boca tiene un ataque muy fresco y luego corre con cuerpo entre medio y ligero (13.4°), con muy  buena acidez que se combina amablemente con la fruta y el alcohol, para lograr un vino sutil, armonioso, refinado y muy agradable, con un final ligeramente untuoso. Un vino excelente (Aprox. $ 260)
Los vinos Urraca se pueden adquirir con muy buenos descuentos en http://urracawines.polargentina.com

 

UNA HISTORIA



Uno de los vinos más famosos del mundo, el Sassiacia, fue creado por il Marchesse (Marqués), Mario Incisa della Rocchetta (1899-1983), quien -según me contó su nieto- se había criado cerca de Francia, por lo que creció bebiendo vinos franceses, principalmente de Borgoña y Burdeos. Criaba caballos pura sangre de carrera, y el barón de Rothschild -de quien era muy amigo- lo consultaba sobre caballos y él sobre vinos.
Así fue que creó (en 1940), un vino para tomar en familia porque estaba completamente en contra de vender lo que producía. Para él, el vino era algo muy personal y consideraba que para hacerlo bien no se podían tener presiones económicas.
Por el negocio de los caballos gente muy importante lo visitaba (por ej.: la reina de Inglaterra), y probaba el vino, que les gustaba muchísimo. Como no se podía comprar él les enviaba una o dos cajas. Por eso se dice que Sassicaia fue el primer vino de culto: solamente en su casa se podía beber.
En aquel momento fue considerado un vino moderno y hoy es evaluado como el vino más tradicional. Y como tradicional, el más moderno. En realidad, fue el primer vino italiano elaborado con base de cabernet sauvignon, tomando como modelo a los bordeaux franceses.
Mario tuvo tres hijos: Nicolo, Enrico (†), y Orietta. Esa generación puso al Sassicaia a la venta, a través de su primo Piero Antinori, en 1968. Merece destacarse que en degustaciones muy importantes, al lado de los gran cru franceses, fue elegido muchas veces como el vino más complejo. Hoy, las 220 mil botellas que se hacen por año se venden bajo el sistema de Burdeos, en primeur, es decir, mucho antes de salir al mercado.
La Bodega Tenuta San Guido cultiva fruta y produce el Sassicaia. Desde el año 2000 produce también el Guidalberto, compuesto por un 45 % Cabernet Sauvignon, 45 % Merlot y 10 % Sangiovese, con una producción anual de 150.000 botellas y un tercer vino, Le Difese, 70 % Cabernet Sauvignon y 30 % Sangiovese, con una producción anual de 120.000 botellas.
Nicolo, tuvo una hija, Priscilla (1975), que se ocupa bastante de la bodega y Enrico tuvo a Piero Incisa della Roccheta, con quien tuve el gusto de cenar y degustar sus vinos varias veces. Se ocupa de diversas bodegas en distintas partes del mundo.
Piero llegó a nuestro país por su prima la condesa Noemi Barone de Cinzano y su esposo el enólogo Hans Vinding Dier (a quienes también tuve la oportunidad de conocer), que desarrollaron la Bodega Noemía, que produce excelentes vinos. El, por su parte, creo la Bodega Chacra (ambas en el Valle del Río Negro), que elabora vinos orgánicos certificados de excelente calidad. Sus vinos son: Chacra 32 y Chacra 54 dos pinot noir de excelencia. Barda, un pinot noir más joven. Mainque un merlot soberbio (con veinticuatro meses de roble), y Amor Seco un merlot excelente (doce meses de roble).


NOTICIAS


GLUTEN FREE:
La semana pasada escribí sobre las bebidas exentas de gluten, que es un conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC), que afecta a personas con una predisposición genética y que alcanza a casi el 2 % de la población mundial, por vía de la enfermedad, o disfunción, denominada celiaquía o enfermedad celíaca (EC), que se produce por la intolerancia permanente al gluten.
Como consecuencia de esa nota un destacado enólogo, me hizo llegar un informe obtenido en www.gf-glutenfree.com/spirits-and-liqueurs que dice más o menos lo siguiente:
Whisky escocés y bourbon: Mucha gente se pregunta si puede beber un Johnnie Walker si es celíaca. La respuesta es Sí. El whisky se hace por destilación de granos de cereales como el maíz, el centeno o la cebada. Ejemplos de whisky escocés libre de gluten son Johnny Walker (Rojo, Azul, Negro y Green Label), Chivas Regal, Glenfiddich y Ballantine. Algunos bourbons libres de gluten son, Jack Daniels, Canadian Club y Jim Beam.
Estos productos son altamente procesados, por lo que no tienen gluten detectable incluso si derivan de un grano que lo contiene.
Además de aclarar esta cuestión, la firma Chivas Regal Company de Escocia, expresó que si bien la cebada malteada y otros cereales se utilizan para hacer el whisky escocés, las proteínas (gluten), no se traspasan al proceso de destilación y no están presentes en el producto final. Por lo tanto el Scotch puede ser consumido con seguridad dentro de una dieta libre de gluten.
Vodka: Tradicionalmente se vodka se separó por destilación a partir de papas, maíz y una variedad de otras plantas. El Vodka que se produce hoy, por lo general, se hace de trigo o de centeno. El vodka es un espíritu que no tiene color, olor o sabor y es bueno tanto para su uso directo, como una base para las bebidas mixtas o cócteles, pero parece que las proteínas (gluten), no pasan la destilación. 
Ron: Se hace mediante la destilación de la melaza fermentada o la caña de azúcar en un líquido claro y la producción de blancos como el Ron Bacardí, o el cubano Havana Club. Durante el proceso de fermentación a veces se añade un colorante de caramelo, por lo tanto no tendrían gluten.
Brandy: se destila a partir de zumos de frutas fermentadas. No tiene TACC
Ginebra o Gin: Se destila también, pero está hecho de una combinación de alcohol, agua y varios sabores. No tienen TACC
Bebidas populares: pueden ser, gin y agua tónica, gin cola, whisky y Coca-Cola, ron y Coca-Cola, limonada y brandy, bourbon y Coca-Cola, etc. Son aptas.
Licores: Se hacen mediante la adición de azúcar y aromas como frutas, hierbas o flores de brandy o de una mezcla de agua y alcohol. Algunos licores pueden contener color caramelo que pueden derivar de jarabe de glucosa (de trigo), pero no contiene gluten detectable, por lo que es libre de gluten.
Sin embargo, yo pienso que deberán analizarse los que se hacen por vía de infusión o maceración.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un amigo me envió un artículo que hablaba del RESVERATROL y decía más o menos lo siguiente:
El hollejo o piel de la uva es una sustancia rica en polifenoles, que son compuestos químicos con propiedades benéficas para la salud. Científicos del Instituto Superior de Investigaciones Biológicas (Insibio), descubrieron que uno de esos polifenoles, el resveratrol, aceleraría la eliminación de colesterol ya potencia los efectos positivos del transporte reverso de colesterol, de las células hacia el hígado. El equipo observó que potencia la acción de la proteína ABCG1, que desempeña un papel clave para disminuir los niveles de colesterol en el cuerpo.
Ya se sabía también que el resveratrol y otros compuestos fenólicos podían ejercer un efecto positivo sobre los niveles de colesterol. Pero lo novedoso de este trabajo es que se unieron ambos conceptos. La proteína ABCG1 se encuentra naturalmen-te inserta en las membranas y, por lo tanto, la unión de resveratrol en las membranas celulares induce a su mayor actividad.
Se publicó su trabajo en “Febs Letters”, prestigiosa revista de biofísica y bioquímica de la Federación Europea de Bioquímica.
El grupo realiza ciencia básica, es decir, con pruebas sólo en el laboratorio. De manera que no efectúan estudios preclínicos ni clínicos. Sin embargo, no descarta que otros científicos puedan, a partir de estos descubrimientos, realizar pruebas en cultivos celulares, primero, y en animales de experimentación, y luego, de superarse esas etapas podría utilizarse en la salud humana para bajar el colesterol y prevenir o reducir los efectos de la ateroesclerosis y de enfermedades cardiovasculares.
Al ser compuestos naturales, no deben pasar por los mismos controles que los fármacos sintéticos y si bien el estudio no tiene financiamiento específico, se realiza con el aporte de otros proyectos más generales solventados por el Conicet, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y por el Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Tucumán.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En este mes de enero se abrió Winemakers Vinoteca que, según me cuentan, ofrecerá lo mejor de la vitivinicultura argentina actual, de todo el país, entre lo que se incluyen vinos de grandes bodegas y de pequeños proyectos de productores independientes, sumando algunos platos para acompañar los vinos como tabla de jamón crudo o de salmón ahumado, selecciones de quesos y carpaccio de lomo, entre otros.
Juan Casarsa, que es sommelier y el responsable del lugar, propone presentar productos de conocidos winemakers como Alejandro Vigil, Alejandro Sejanovich, Sebastián Zuccardi, los hermanos Michelini, Matías Riccitelli, Marcelo Miras, Santiago Achával y Santiago Mayorga, entre otros.
Paraguay 823, de lunes a viernes de 13 a 22 y sábados de 13 a 18  (www.winemakers.com.ar)


CORREO DE LECTORES



Una asidua visitante de esta sección, me dijo:
“Quiero probar un Anta Banderas y a Antonio Banderas!!!”
Yo sólo el Anta …

Un amiga, señaló:
“Así Alejo, poné muchos Antonios …”
Creo que voy a poner Alejos que están más pintones que este vejete →

Otro frecuente visitante estos correos, me preguntó:
“Estimado Alejo: Viendo el conteo de corchos, advierto que has disminuido sensiblemente el consumo respecto de 2013……La edad ???”
Algo de eso habrá.

Un broker náutico me dijo:
“Hola Alejo Feliz 2017 Vamos a sacarle el jugo a tu recuento de corchos: 2007: 549;  2016:355  - 194 …"
Otro amigo …

Un joven colega, hasta ahora muy atento, apuntó:
“La tendencia es preocupante: En los tres años transcurridos entre el récord de 2013 y la más baja performance histórica de 2016, se observa un declive del 34.05% en el número de botellas destapadas en tu casa. De persistir la tendencia, en el año 2019 el descorche será de 220; para el 2022, 136; hacia el 2025 no pasarás de las 84; y sólo de 52 en el 2028 (¡Sí! ¡Sólo una por semana!). No prosigo con el cálculo porque, sin perjuicio del deseo de que la superes con creces y en plenitud, para entonces habrás traspuesto el umbral de la esperanza de vida del varón argentino ... Pero cabe preguntarse: ¿Vale la pena seguir viviendo con tan poco vino?”
Je.



¡¡¡ Las próximas dos semanas no estaré con Uds.
ya que tomaré unas merecidas vacaciones !!!

Diving is life, the rest is ... details

--- ALEJO ---

“El Añejo”

Anteriores

2017

2016

2015