Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XVI - NUMERO 5


AÑO XVI - NUMERO 5

(14.02.16)


Hola mis queridos Wine Lovers:

Exportamos vinos, productos agropecuarios y… argentinas

 

 

 

Lucila Polak (pareja de Al Pacino)

 

 

 

 

 

  Luisana Lopilato (esposa de Michael Bublé)

 

 

 

 

 

  

Lucila Duvall (Esposa de Robert Duvall)

 

 

 

 

 

 Lucila Barroso (Esposa de Matt Damon)

 

 

 

 

 

  

Y… a Máxima

 

 

 

VINOS

 

Hace unos días probé en el restaurante La Bumón, de Santiago Mymicópulo, comentado la semana pasada, un vino de Adrián Río que me pareció espléndido.
Merece destacarse que la bodega en cuestión, que se encuentra en La Consulta, San Carlos, a unos 100 Kms de la ciudad de Mendoza (Valle de Uco), se construyó en 2007, pero la empresa comenzó en los ’90 cultivando uvas que vendía a algunas bodegas. Luego se inició el proceso que llevó a la construcción de la bodega y a la elaboración de sus propios vinos. A partir de 2008.
Entiendo que producen el Fincas Adrián Río Single Vineyard, Malbec Roble; el Fincas Adrián Río Family Barrel, Malbec Reserva, y un Gran Malbec.
Yo tomé una copa que me sirvió Santiago, sin prestar mucha atención a la botella, pero el vino resultó muy agradable, frutado, con cierto toque mineral, con notas de especias y taninos muy redondos y amables. En boca tiene un ataque dulzón y luego ofrece cierta frescura sin perder de vista su carácter robusto con equilibrio entre la fruta, la madera y la acidez, para conformar un vino excelente. Para probarlo otra vez.
(La imagen es de www.espaciovino.com.ar).

 

Cinco Chardonnay, muy recomendables:

Finca Flichman Chardonnay Roble, Cosecha 2015, muy redondo, equilibrado, con acidez justa, fresco en su entrada y luego ligeramente untuoso, muy bueno en su gama de aproximadamente $ 70/80.

Caballero de la Cepa, de Finca Flichman, me pareció excelente, mucho más elaborado que el anterior y en un precio bastante acomodado (Aprox. $ 110/120)

Fond de Cave, Chardonnay, Cosecha 2014, con seis meses de crianza en roble francés, muy bueno, con toda la tipicidad del varietal y con el aporte de la madera que lo completa de manera sutil (Aprox $ 80/90)

Fond de Cave Reserva Chardonnay, Cosecha 2014, también en este caso resulta más logrado que el anterior, destacándose sus notas a ananá, pera, manzana verde y toques de vainilla y miel, con una buena untuosidad, que se equilibra con su buena acidez. Excelente (Aprox. $ 130/140).

Alta Vista Premium, Chardonnay, Cosecha 2014, con seis meses de roble francés que le agregan a las notas típicas de la cepa cierta untuosidad y complejidad, que en modo alguno menoscaba las notas frutales, dándole una delicada elegancia. Excelente (Aprox. $ 120/130).

En este último viaje tomé unos cuantos vinos poco comunes aquí, les cuento los blancos:

120 Chardonnay, Cosecha 2014, de la Bodega Santa Rita de Chile. Fresco, con aromas a frutas tropicales, manzana verde y algo de cítricos. Sin madera, pero con un dejo untuoso, Muy agradable (U$S 7)

Pendfold, Chardonnay, Cosecha 2009 (bodega homónima), si bien por el color no apuntaba como Viejo, estaba un poco pasado, pero tomable, dejando percibir que antes de la cima de su evolución habrá sido muy bueno (U$S 9)

Stamp, Chardonnay, Cosecha 2014, de la Bodega Hardy´s de Australia, creada en 1853. Color amarillo verdoso, en botella verde bordelesa, muy aromático, con las notas típicas del varietal. Bueno, pero sin estridencias (U$S 10)

A Taj, Chardonnay del Piamonte, Cosecha 2015, muy aromático, agradable y podría calificarlo como excelente si no fuera por esas agujas que sólo agregaban un poco de frescura (en restaurante U$S 28)

La Delizia, Pinot Grigio Delle Venezie, Cosecha 2014, I.G. Típica. Lo tomamos, en un restaurante de Curaçao, The Gullking, al borde del mar y sobre la orilla se veían varias morenas (ocho o diez), rojas, verdes, “acebradas” y casi negras, todas esperando que les tiraran comida. El vino tenía un color amarillo pálido y en nariz ofrecía suaves aromas frutados, con notas de cítricos y toques florales, además de un dejo de acacia y frutas secas. En boca tenía buena acidez, que le daba cierto nervio (sólo 12°), y frescura, para redondearlo como un vino delicado y agradable. Muy bueno (en el restaurante U$S 20).

Como dije: Dive, Sun, Drink y Relax … wonderfull

 

Justerini & Brooks, conocido como J & B, es el tercer whisky escocés más vendido del mundo (distribuido por Diageo), detrás tras Johnnie Walker y Ballantine's. En 1950 hicieron la primera exportación a EEUU y en 1970 ya vendían más de 3 millones de cajas por año a dicho país.
A mediados del Siglo XVIII (1749), Giacomo Justerini y George Johnson fundaron en Londres la firma Justerini & Johnson, que comerciaba vinos. A partir de 1779, Giacomo Justerini, comenzó a vender su propio scotch. En 1831 Albert Brooks compró la compañía, surgiendo así las siglas J & B, que responden a los nombres Justerini & Brooks.
El J & B es un Scotch de 8 años de añejamiento que se produce en 4 destilerías de Speyside, Escocia: Strathmill, Glen Spey, Knockand y Auchroisk. Según dicen, se elabora con la mezcla de 42 whiskies. Es un blend de malta y grano, conocido por su color claro y su suavidad. Posee aromas frutados muy sutiles, un dejo a cítricos, un toque de frutas secas, algo de vainilla y notas ahumadas y a tabaco. Tiene un cuerpo medio a ligero, es redondo en boca, y tiene un retrogusto muy interesante con un final seco, ligeramente acaramelado, persistente y gustoso. Puede decirse que es elegante, sabroso y muy suave, por lo que es idealmente versátil; no creo que haya una persona que le guste el whisky y que diga que éste no le resulta amable o agradable.

 

SALMON


Mucha gente habla del salmón rosado, como si existiese otro y tal situación se produce porque se le llama salmón blanco a otra especie que no es salmón. A raíz del comentario de un joven colega me puse a investigar:

Existen varias especies de salmón. El salmón europeo, o del Atlántico, (Salmo salar), que se encuentra en las aguas del Atlántico y el mar Báltico y en los ríos de Francia, Escocia, Noruega y el norte de España; el salmón del Pacífico (Oncorhynchus), de carne más seca y rosada. Y hay una tercera variedad general que se denomina Stenodus leucichthys que es de río y se encuentra en América del Sur.
 
El “salmón blanco”, o “falso salmón” cuyo nombre es “Pseudopercis semifasciata”, nada tiene que ver con los salmónidos. Es un pez que habita en el Océano Atlántico pero a diferencia del salmón rosado no remonta los ríos para desovar. Tampoco es un pescado azul, y prueba de ello es la forma de su cola, ya que los pescados azules tienen su cola en forma de V, mientras que la de los pescados blancos tiene una forma de tipo semicircular. No obstante, si bien no es un salmón, es un pescado con muy pocas espinas, muy sabroso, magro y su carne y su morfología son bastante parecidas a la del salmón rosado.

El “salmón rosado” debe su color tan atractivo a un pigmento llamado astaxantina, pero su cantidad puede variar y puede dar diferentes tonalidades rojizas. Generalmente se comercializa el de cría, que a veces tiene pesticidas utilizados en el agua y es alimentado con alimentos modificados que reducen sus propiedades. Por eso la mejor opción es el salmón rosado salvaje, que si bien puede ser más costoso, tiene más propie-dades. Otro dato importante es que su pesca es sostenible, es decir, que esta especie resiste la presión de la pesca y la población se mantiene, sin afectar otras especies ni su hábitat.

Ambos el blanco y el rosado, tienen los mismos componentes nutricionales, omega 3, vitaminas y minerales. Sin embargo, el blanco los tiene en menores cantidades, aunque al mismo tiempo es menos grasoso.

El contenido de grasa del salmón rosado es de 11 gramos por cada 100, con un contenido calórico medio de unas 180-190 kcal (cada 100 gramos). Posee proteínas en cantidad similar a cualquier producto cárnico, unos 20 gramos cada 100. Contiene también magnesio, potasio, fósforo, sodio y iodo. En cuanto a vitaminas, presenta pequeñas concentraciones de vitaminas hidrosolubles del grupo B, pero las vitaminas liposolubles como la vitamina A y la vitamina D, son las que más abundan en este pescado, algo lógico ya que estas vitaminas se depositan en la parte grasa de los alimentos.

Pero su peculiaridad más relevante es que la mayoría de los lípidos que contiene son grasas monoinsaturadas, y otra parte importante es del tipo poliinsaturada omega-3. Estas grasas tienen la función de reducir el colesterol, además reducen el colesterol malo (LDL), y aumentan el colesterol bueno (HDL).

NOVEDADES


 

 

 Sigue en pié, esta interesante propuesta.

 

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El 11 de febrero pasado cumplió 83 años Mary Quant (Londres, 11.02.1934), una diseñadora británica que representó, a partir de la década del ’60, una moda informal para jóvenes. Su estilo sencillo y colorista, contrastó con la seriedad de la usanza de esa época. Promovió un nuevo arquetipo de mujer muy joven y delgada, encarnado a la perfección por la modelo Twiggy. Su nombre adquirió fama internacional en la década de 1960 con la creación de la minifalda. Aunque tal creación se la disputó el modisto francés André Courrèges.

 

 

 

 

La minifalda -delicia de los hombres- fue muy criticada, pero todas las famosas, divas y modelos de la época (Twiggy, Brigitte Bardot, Nancy Sinatra, Pattie Boyd, Caterine Spak, entre otras) la usaron, y el controvertido diseño pasó a ser muy popular y de uso común.

 

 

 

 

CORREO DE LECTORES


Un viejo amigo apuntó:
“Muy linda Angelique, jugó muy bien, pero para mi gusto, lo mejor de todo, fué que batió al …”
Censura

Otro amigo señaló:
“Ahora te van a decir que es La Columna del Polo … pero muy bueno el recuerdo de aquél partido y de aquellos grandes jugadores que ganaron varias veces la Copa América (siempre que se jugó), y que eran grandes señores del polo …  caballeros montados.”
Cierto, jugaban muy bien y con un polo abierto y vistoso. Ya en aquella época muchos le pegaban a la bocha en el aire, cosa que ahora parece maravillosa, pero ya lo hacían aquellos grandes jugadores.

Un viejo amigo, buen tomador de vino, me contó:
“Alejo … tanto hablaste del CarinaE Prestige que lo tomé y me gustó mucho, además tiene un muy buen precio considerando la calidad que ofrece. También quería decirte que, aunque hace mucho que no lo mencionas el Alta Vista Premium Malbec es un vinazo con un precio módico y si bien vos decías que era una buena opción en los restaurantes, ya casi no lo veo …”,
Cinco cosas ciertas: El primero es un vino excelente, yo tomé a fin de años el 2009 (magnífico). Lo segundo es que tiene un precio razonable para ser el top de una bodega ($ 450/500). Tercero, siempre recomendé el Alta Vista Premium Malbec ya que es muy bueno y, además tiene un precio módico (unos $ 130, aunque se lo consigue por $ 90). Finalmente, en éstos tiempo se lo ve poco en restaurantes.

Un buen tomador de whisky me dijo:
“Alejo: No conozco esos whiskies, aunque supongo que serán excelentes blends, pero yo prefiero los single malt, me parece que uno le aprecia más la calidad de una sola destilería, como el Glefiddich, Glanlivet, Talisker, Highland Park, Dalmore, y otros …”
Si, claro y el Jura, Glenmorangie, Macallan, Caol ila, entre otros. También habría que probar el La Alzana, de nuestro país.

La semana que viene estaré nuevamente con ustedes,
Mientras tanto les deseo que tomen buenos vinos.

 
--- Alejo ---

“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015