Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XV - NUMERO 34


AÑO XV - NUMERO 34

(30.08.15)


Hola mis queridos Wine Lovers:


 

 

 

 



Me pidieron una foto de un tipo pintón…

Miren a este elegante caballero viajando en el Subway Neoyorkino

- MAS ABAJO COMPENSO A LAS DAMAS -

 

 

 

 

 

VINOS

 

En estos recientes días de calor, probé -después de mucho tiempo- un Nieto Senetiner, Chardonnay, Cosecha 2014, elaborado por la bodega homónima, con uvas cultivadas en Agrelo, Luján de Cuyo, en viñedos de más de 40 años y con un moderado rendimiento por hectárea (aprox. 90 qq).
El resultado es un vino de presentación clásica para la marca, aunque en la botella bordelesa, ligeramente “hombrona”, que no es frecuentemente utilizada para esta cepa, lo que no le quita mérito alguno.
En la copa se muestra con un color amarillo suave, elegante, con algunos destellos verdosos. En nariz ofrece aromas a frutas tropicales, y de pulpa blanca, así como algo de manzana verde, además de ciertas notas de vainilla y tostados, producto de su paso durante tres meses por barricas de roble, que le dan cierta complejidad. En boca tiene un ataque amable y luego corre fresco, con buena acidez y buen cuerpo (13°), para ir hacia su final con cierta untuosidad y alguna nota melosa que lo hace muy, pero muy agradable, conformando un vino de excelentes características que puede agradar a todos los paladares, tanto los que gustan de los chardonnay con roble (como en mi caso), cuanto los que los prefieren más frescos (ya que la madera se presenta aquí como una sutileza). En definitiva, excelente en su gama (Aprox. $ 100).

(la imagen es de winery y de una cosecha anterior).

 

 

Días atrás tuve oportunidad de probar un vino excelente, casi de colección: el Carmine Granata, Malbec, Cosecha 2005, Edición Limitada. Tiene una presentación singular, porque es muy elegante aunque en una botella de tipo borgoña, muy poco utili-zada para esta cepa, lo que (como en el caso anterior), no le resta méritos. La etiqueta es sobria y muy elegante.
Liminarmente debe señalarse que es un blend de uvas de distintas regiones: Luján de Cuyo y Tupungato en Mendoza, Añelo en Neuquén, Cafayate en Salta y Pie de Palo en San Juan; algo muy poco común.
El vino posee un color rojo oscuro e intenso con reflejos violáceos, casi negros, pero la guarda le ha impregnado notas algo atejadas en los bordes de la copa. En nariz presenta todas las notas típicas del varietal, destacándose la ciruela, la mora, la frambuesa y una nota de arándanos, todos como en mermelada. La madera es imperceptible, sin perjuicio de la redondez y complejidad, porque entiendo que se privilegió dar lugar al corte de uvas y sus características propias. Ello trae aparejado un vino con un ataque dulzón, muy frutado, con taninos suaves (también dulzones), que además se siente con buen cuerpo (13°), deleitoso y distinguido con un final largo y placentero.

En Buenos Aires, los vinos de Carmine Granata se pueden adquirir en la Vinoteca Tierra Mendocina, Calos Calvo 451, tel. 6166.3983 (o 4300.9480), e-mail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. (www.tierramendocina.com.ar) (La imagen es de ellos)

 

 

 

También tomé el Atilio Avena, Roble, Cabernet Sauvignon, Cosecha 2012, que elabora el enólogo Santiago Palero, a partir de uvas e Luján de Cuyo, y que tiene una presentación ya clásica de la bodega, llamativa y con personalidad.
El vino tiene un color rojo rubí medianamente intenso y brillante. En nariz propone aromas frutas rojas frescas, un dejo de pimientos rojos, un toque de vainilla, chocolate y ahumados, producto de su paso durante seis meses en barricas de roble americano
En boca tiene una entrada que muestra una buena acidez, que permite advertir cierta frescura y luego sigue con un cuerpo medio (a pesar de sus 14°), con taninos redondos, lo que lo hace muy agradable, y sobre el final se advierte cierta untuosidad que le da intensidad a su recuerdo. Puede concluirse que es un muy buen vino en una gama de precios media (Aprox. $ 80/90).

 

 

 

TRIVENTO

 

 

 

 

 

Unos días atrás tuve la oportunidad asistir a una degustación propuesta por la Bodega Trivento que se ha instalado en el país hace unos veinte años como una extensión argentina de la famosa Concha y Toro, que tiene 1300 hectáreas de viñedos y produce unos 30.000.000 de litros al año, contando con más de 4500 barricas. Debe su nombre a los tres principales vientos de Mendoza: Polar, Zonda y Sudestada.

 

 

 

 

 

Cuando llegué (me perdí el espumante debido a las demoras del tránsito), estaba servida una entrada de bondiola con chutney de manzana, trucha ahumada y paté con almendras que fue acompañada por el exquisito Salentein Pr1mus Chardonnay Cosecha 2013, que tiene todas las características de un perfecto vino de ese cepaje (la uva reina de las cepas blancas), que lo hace delicado, elegante, fresco en su ataque y untuoso en su final, con la complejidad que le da la madera y con la grandeza de una gran factura. Excelente (Aprox. $ 400).

 Siguió un arroz negro de mar (c/frutos de mar), que fue acompañado por el Salentein Pr1mus Pinot Noir, Cosecha 2011, que es uno de los mejores vinos de esta cepa del país, que se distingue por su elegancia, alta calidad y magnífica estructura y complejidad, al punto que es reconocido como tal, tanto en nuestro país cuanto en el exterior, debiendo recordarse que un antecesor fue servido en la boda de la hoy reina de Holanda Máxima Zorreguieta. Soberbio.  (Aprox. $ 600).

Cuando llegó el turno de una paleta de cordero patagónica con cocción prolongada, con puré de papas y vegetales, se sirvió la novedad, con la distinción de hacerlo en una gran copa Riedel -con el logo de la bodega- que luego fue obsequiada a cada uno de los asistentes. Detalle no menor, ya que un gran vino debe tomarse en una excelente copa

 

El vino completa una línea top con características sobresalientes (como sus otros integrantes), llegando a poder catalogarlo como un vino soberbio, aun siendo la primera cosecha que se elabora y lanza al mercado. Merece destacarse que desde hace unos años “Pepe”, junto al Ingeniero Agrónomo, Gustavo Soto, trabajaron para lograr un vino ícono y de la más alta calidad entre los Cabernet Sauvignon, para posicionar a este varietal entre los mejores del mundo, tarea nada fácil ya que se trata de un varietal muy consumido del mundo y de reconocido éxito y calidad en Bordeaux y en Napa Valley.

Mi impresión fue por demás satisfactoria, luego de advertir todas las virtudes de un vino elaborado con la reina de las cepas tintas que contiene todas sus características típicas, incluyendo carácter y personalidad, pero que desde su nariz y su entrada en boca se muestra amable, redondo, sabroso, elegante, con taninos dulzones y sigue hacia su final con un recuerdo distinguido y cautivante. Un vino soberbio que dará mucho que hablar.

Como colofón y para resumir mis impresiones, al retirarme (no pude quedarme para el postre), le dije a Pepe (en la imagen), que me había gustado mucho y le recordé que Paul Hobbs ha dicho alguna vez que cree que va a lograr un Cabernet Sauvignon argentino con 100 puntos de Parker, y si bien no se cuántos puntos le otorgará mi distinguido colega (abogado y crítico de vinos), estoy seguro que este nuevo integrante de la familia Pr1mus va a andar muy cerca de los 100.

Y me fui contento de haber compartido el almuerzo con ellos y con varios colegas y amigos y de disfrutar de una muy buena mesa … y excelentes vinos.

Felicitaciones a la bodega, y a su gente, que periódicamente sorprende con sus nuevos logros

 

NOVEDADES

 

Excelente propuesta para un jueves…  degustación de cuatro vinazos…

y luego cena, en Puerto Cristal.

 


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En estos días se conocieron los puntajes que Luis Gutiérrez, especialista para los vinos de Sudamérica de la publicación The Wine Advocate (Robert M. Parker Jr.), le atribuyó a los vinos argentinos. Probó varios centenares, pero por razones de espacio sólo mencionaré los mejor calificados y, entre ellos, los que alguna vez he mencionado en estas Columnas:

98. Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary Cabernet Franc 2011.
98. Catena Zapata Adrianna Vineyard Malbec 2011.

97. Noemía 2013.
97. Achaval-Ferrer Malbec Finca Altamira 2013.

96. Achaval Ferrer Malbec Finca el Mirador 2013.
96. Colomé Altura Máxima Malbec 2012.
96. Chacra 32 Dos 2013, Bodega Chacra

95. Casarena Icono Blend 2012.
95. Decero Amano Remolinos Vineyard 2011, Finca Decero.
95. Achaval-Ferrer Finca Bella Vista Malbec 2013.
95. Cheval des Andes 2010.
95. Eggo Tinto de Tiza 2013, Zorzal Wines
 
94. Zaha Malbec 2013, Bodega Teho
94. Tinto Negro 1955 Vineyard 2012, Bodega Tinto Negro

93. Susana Balbo, Torrontés Barrel Fermented 2012.
93. BenMarco Expresivo 2013 (bodega de Susana Balbo)

90. Alta Vista Premium Cabernet Sauvignon 2013.
90. Atemporal Malbec – Cabernet Sauvignon – Petit Verdot 2012, Bodega Alta Vista.

89. Alta Vista Premium Malbec 2013.
89. Altocedro Malbec Gran Reserva 2012.

 

UN DOMINGO EN MENDOZA

 

Un domingo en Mendoza, en la vida de Don Ricardo Santos. El famoso “Productor de Malbec” contó:
 
Comenzamos el domingo, Estela y yo, con un desayuno preparado por el abajo firmante, consistente en jugo de naranja recién exprimido (desgraciadamente no llegan a Mendoza las de jugo, que son las de Jujuy), una tetera con un par de litros de té (Breakfast Tea de Bigelows, en hebras), con golpe de leche des-cremada La Serenísima, tostadas de pan de la panadería del Mercado Central de la Avda. Las Heras con manteca SanCor y mermelada de naranjas amargas (de la finca), hecha por Estela, mientras leíamos Los Andes en papel. Me pasé a la computadora para leer on line La Nación, repasar el New York Times (su sección “Food and Wine” es muy recomendable), La Columna del Vino, de mi amigo Alejo Martínez Araujo (levantamos copas brindando en tu día, Doctor Martínez A.!!!), la columna JorgeAsisDigital.com de mi amigo del mismo nombre.
 
Me fui a la cocina a amasar unas pappardelle (2 tazas de harina 0000 Blancaflor con cinco huevos de Avícola Luján -de Cuyo-), sin sal ni aceite, como lo haría mi amigo Donato, bien a la italiana, estiradas en un artefacto llamado Pastalinda, con una salsa hecha por Estela de tomates frescos, aceite de oliva Ricardo Santos, diente de ajo, funghi porcini secchi, traídos desde Italia por nuestra amiga Emma Giadorou, de la bodega Dolium (los locales estaban a $ 900 el kilo!!), y puerro (la cebolla no está para ser comprada).

 

Antes de lanzarnos al almuerzo nos tomamos un aperitivo de aceitunas negras sajadas preparadas por nuestro amigo Luis Tittarelli, rodajas de salamín de Caroya con un par de copas (Riedel), de Trampa (solución ruborizada de Semillón y Malbec), que prepara mi hijo Patricio y que ya empieza a ser furor entre los amantes del vino. En la mesa, las papparelle arriba mencionadas como primo piatto y un secondo que fue repetición del primero, que estaban ricas, ricas, ricas, acompañadas por El Malbec de Ricardo Santos (en copas Malbec de Riedel), que también estaba rico, rico rico, aunque notamos, al ir terminando la tercera botella que había decaído algo, por lo que decidimos no abrir la cuarta.
 
Postre: Queso estilo Gouda de La Paulina con dulce de membrillo casero hecho por Estela, con membrillos rallados en el momento de su cosecha, mantenidos en bolsas de un kilo en el freezer hasta el momento en que se acaba la remesa anterior. Luego un café colombiano de filtro, tostado por mis amigos Cabrales de Mar del Plata, acompañado por unas copas (Riedel), de oporto Graham’s, que en sus escasos ratos de ocio importa mi amigo Emilo Garip. De ahí volvimos con Estela a seguir luchando con un rompecabezas de 1000 fichas cuya mitad es cielo y la otra un bosque oscuro que comenzamos hace una semana. Me llevé para a pasar el rato una copa (Riedel), de vodka Primo, la última que me queda en el freezer de las que hacía mi amigo Emil de Balthazar en Tunuyán, con vino Malbec antes de levantar su alambique y llevarlo a Napa donde los costos son menores y lo puede ofrecer a menor precio ya que no tiene que lidiar con impuestos, tasas, adelantos, fletes ni insumos que lo volvían loco en Argentina.
 
La mención que hago de marcas y personas no son producto de publicidad ni de chivos. Pretenden referirse a la calidad de las marcas y de las personas mencionadas. Y me vuelvo al rompecabezas !!!
 
Ricardo Santos

 

PHOTO FOR WOMEN

 

Pierce Brendan Brosnan (1953, Irlanda), es actor y Oficial de la Orden del Imperio Británico. Saltó a la popularidad por su papel protagónico como Remington Steele, en la serie de televisión (1982/87), junto a Stephanie Zimbalist.
Luego se hizo famoso por interpretar cuatro veces a James Bond entre (1995 y 2002).
Sus más famosas películas fueron: El Cuarto Protocolo (1987), Mrs. Doubtfire (1993), El espejo tiene dos Caras (1997), La furia de la montaña (1997), El Affair de Thomas Crown (1999), El sastre de Panamá (2001), Hasta que la ley nos separe (2004), Mamma Mia (2008), El escritor oculto (2010), La Conspiración de Noviembre (2014), y Sin Escape (2015), entre otras.

Se casó con la actriz Cassandra Harris en 1980, con la que tuvo un hijo y adoptó a sus dos hijos Christopher y Charlotte. Ella murió de cáncer de ovarios en 1991 y curiosamente su hija Charlotte murió en 2013 por la misma causa que su madre.
Luego se casó la periodista estadounidense Keely Shaye Smith y han tenido dos hijos

Otra curiosidad, oportuna para La Columna del Vino, es que a la familia Brosnan le encanta la buena mesa y el vino…

 

 

CORREO DE LECTORES

 Un amigo, algo entrado en años, señaló:
“Una copa ??? yo me quiero tomar toda la botella!!!! sin que se entere Rulitos obvio”
Pícaro el hombre.


Otro joven lector me dijo:
“Con esa niña tomo lo que sea …”
Y … no es para menos


Un habitual visitante de esta sección y buen tomador, apuntó:
“Hola Alejo: Como siempre, excelente tu Columna !!! Me agradó mucho tu comparación de consumo de un vino en botella y otro similar de un bag in box. Yo hice una experiencia parecida hace un tiempo atrás. Obviamente … arribé a la misma conclusión que vos. Concuerdo plenamente con la calificación de los vinos de Trivento. A mí me gustan mucho y aún no he probado ni el Eolo ni el Amado Sur. Otro que no probé y deberé seguir el camino indicado es el Gran Barlet … con lo que me gusta el Petit Verdot ... y ... si no me tienen fé -decía Olmedo- me alegra que vos le tengas fé … Jajajaaaa ... Espero noticias del Vaglio Chango …”
“Ahhhhh … me olvidaba … tuve oportunidad de asistir a la presentación de CEPAS ELEGIDAS, los vinos de Brennan Firth. Probé el Pinot Noir 2009, el ConTacto Malbec 2010, el Black Noir 2009 que es un corte de Bonarda y Tempranillo (¿raro, no?), el Cinq 2009, otro corte de cinco varietales (por eso se llama CINQ), el Cinq 2011 con otros varietales diferentes al anterior aunque cofermentado y el Suono 2009 corte de Malbec y Cab Sauv. Todos son vinos potentes con alta graduación alcohólica y bastante bien logrados porque la selección la hace Brennan eligiendo personalmente ………..hasta los racimos que quiere en cada finca donde va a comprar. El que más me gustó fue el ConTacto Malbec 2010.
Bueno, seguí poniendo chicas lindas aunque se enojen algunas de tus seguidoras … aunque me bancaría un carilindo de vez en cuando para no perder seguidoras!!!! ... Jajajajjaaaaaa …”
Muy buenos datos los de los vinos de Brennan Firth. Y … seguiré con las chicas y algún carilindo…

La semana volveré a estar con ustedes, mientras tanto les deseo que tomen buenos vinos

--- Alejo ---
“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015