Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XVI - NUMERO 19

AÑO XVI - NUMERO 19

(22.05.16)


Hola mis queridos Wine Lovers:

 

 

¡¡¡ Una Dama y un Bon Vivant !!!

Ambos con el vino La Cabaña elaborado por Dany
para el restaurante homónimo.

 

 

 

Dany Rolland, nació en Francia, estudió enología en Instituto de Enología de Burdeos y una vez recibida, con su esposo (y compañero de estudios), Michel Rolland adquirieron un laboratorio de enología. Vinieron a la Argentina en 1988, llamados por Arnaldo Etchart (padre), y allí concibieron algunos vinos todavía famosos. Luego volvieron (cada año varias veces), y desarrollaron el proyecto Clos de los Siete.
Michel Rolland es el Flying Winemaker número uno del planeta, hacedor de vinos de los chateaux más tradicionales de Francia y asesor de los proyectos más extremos (como en China o en la Patagonia). Han construido su propia Bodega Rolland, en Valle de Uco, Mendoza (en 2010), después de 10 años de trabajar los viñedos que integran Clos de los Siete. Ella ha colaborado con todos los proyectos de Michel al punto que tiene un reconocimiento internacional que, en nuestro país, es aún más destacado. Tienen seis hijos Stephanie, Marie, Camile, Arthur, Theo y Raphaël, que comienzan a tener protagonismo con los nombres de algunos de sus vinos.
He conversado con ambos (muy amables por cierto), aunque mucho más con Dany a la que destaco como una gentil observadora nuestra idiosincrasia, así como una amable compañera de cenas y tertulias vinculadas con la enología.


 

VINOS


Bodega San Huberto, de propiedad de la familia Spadone, elabora junto a sus vinos ya conocidos: San Huberto Varietales (como entry level), San Huberto Roble, Cabo de Hornos, también los famosos Nina Blend, Nina Malbec, Nina Malbec Cabernet y el inigualable Nina Petit Verdot.
Como alguna vez les he contado NINA, es la marca de vinos de alta gama que elabora la Bodega San Huberto, en el Valle de Aminga a 1.450 metros sobre el mar en la provincia de La Rioja.

El sábado pasado fui a cenar a un muy buen restaurante “a puertas cerradas”, en el que se admite el descorche y como sabía que iba a pedir ribs de cordero, decidí llevar un Nina Gran Petit Verdot, Cosecha 2010 que ya he comentado y que, como dije, no deja de sorprender por su excelente presentación, elegante y llamativa, en su botella grande y pesada y su impactante color rojo oscuro e intenso, con tonos violáceos, y con muy buenas piernas ciertamente coloreadas. Brinda aromas a frutas rojas y negras maduras, destacándose las notas especiadas y a mermelada de ciruela y cerezas. En boca, desde el ataque, propone una sensación de corpulencia y robustez, así como su concentración y personalidad, pero con amabilidad, resultando -a pesar de su fuerza- muy redondo y con gran equilibrio entre los taninos -suavemente dulzones- la fruta, el alcohol y la acidez, para llegar a un final ligeramente untuoso y que también permite percibir el aporte de la madera. En definitiva un vino soberbio (Aprox. $ 360/380).

 

Alentado por el premio de su Cosecha 2012, que obtuvo el el Trophée “Vin Rouge” (Mejor Vino Tinto Seco). Opte por un Famiglia Bianchi Malbec 2013, elaborado por la reconocida bodega familiar Casa Bianchi en San Rafael, Mendoza (fundada en 1928), y que obtuvo en el año 2014 una Medalla de Oro en Vinalies Internationales. Así que era muy atractivo probarlo, tanto por el premio de su antecesor cuanto por el propio.
Liminarmente debe señalarse que esta línea que se integra con un Chardonnay, un Cabernet Sauvignon y un Sauvignon Blanc (además del vino en comentario), fue ideada por Valentín “Tincho” Bianchi, hijo del fundador de la bodega Don Enzo Bianchi.
En este caso se trata de un vino elaborado con uvas cultivadas en Finca Doña Elsa, San Rafael, Mendoza, con baja rendimiento (80 qq/Ha), que tiene una presentación ya clásica, discreta y sobria, y que se muestra en la copa con un color rojo violáceo oscuro y buenas piernas (14.5°). En nariz ofrece aromas a frutas rojas maduras entre las que sobresale la ciruela, la cereza y la frambuesa, algún dejo especiado y notas de vainilla y chocolate, producto de su paso por barricas entre diez y doce meses (80% Roble Francés Nuevo, 20% Roble Americano Nuevo).  En boca tiene un ataque dulzón y luego corre redondo, sabroso, agradable (3.63 pH), y con una muy buena cola, larga y entonada, de esas que invitan a tomar otra copa. Excelente (Aprox. $ 150)

 



Como dato más que importante les cuento que me olvidé en la parte baja de la heladera, un Bag in Box de CarinaE, con un poco de vino, quizás menos de la sexta parte (menos de ½ litro), y al redescubrirlo, aproveché para probar si se había deteriorado. Les digo que después de unos dos meses estaba en perfectas condiciones. Este es otro punto a favor del sistema y también del vino en si. Pero creo que si ese vino hubiera estado en una botella con una sexta parte de su capacidad se hubiera oxidado seriamente.

 


Scottish Leader es la marca de whisky escocés de mezcla (grano y malta) de Burn Stewart Distillers, de Deanston, en las Highlander, cuyo Master Blended es Ian MacMillan, un veterano de 40 años de la industria de whisky escocés que ha servido como maestro mezclador en Burn Stewart desde el año 2002. Según los informes, MacMillan basa la mezcla Scottish Leader en una receta del siglo XIX de los hermanos Ross de Dumbarton.
A diferencias de la mayoría de las mezclas de mercado masivo, que son de color amarillo pálido, el “líder escocés” tiene una intensa apariencia de color ámbar claro.
La nariz ya esboza su dulzura melosa junto con un cierto carácter oleoso, y notas de tostados y turba. En boca es suave desde el ataque, con notas de miel, caramelo y especias, con cuerpo entre medio y grueso corre haciendo notar sus toques ahumados, así como de carbón de turba y leña, pero en general es muy agradable, complejo y equilibrado, caracterizándose -reitero- por sus notas dulzonas y ahumadas.
Tan bueno o mejor que cualquier otro whisky de mezcla del mercado, se posiciona como una alternativa a las mezclas de alto consumo, al punto que se distribuye en 60 países. Muy, pero muy bueno (Aprox. $ 300, pero se puede conseguir por un precio bastante menor).

 

CABSHA

 

En 1941 Rumania se unió a las fuerzas del Eje y entró en la Segunda Guerra Mundial. Abracha Benski, que era un “técnico especializado en chocolate”, nacido en Rusia y emigrado a Rumania, escapó con su mujer, para evitar ser atrapado.

Se instaló en Beirut y fundó la primera fábrica de chocolate de la región, un emprendimiento que tuvo éxito inmediato y lo convirtió en uno de los extranjeros más importantes del momento. Cuando el clima social se complicó complicarse y las armas volvieron a sonar, decidió (una vez más), escapar definitivamente de los conflictos, por lo que llegó a nuestro país (1948).
En 1957, en un garage de Belgrano R, montó Cabsha, y diez años después había logrado un éxito total. Hacía caramelos duros de dulce de leche y advirtiendo lo mucho que gustaba ese dulce a los argentinos no entendía como nadie lo había unido al chocolate, por lo que decidió crear  el bocadito Cabsha que se convirtió en una de las golosinas más apreciadas.
La imagen, que al principio pegaban sus hijas al volver del colegio, es una campesina rusa que porta leche y crema para hacer chocolate.
Benski le quería llamar al bocadito Capsha, porque en Beirut había aprendido que en un dialecto turco “Japsha” significaba “Te quiero”. El registro de marcas argentinas no lo autorizó y tuvo que ponerle “Cabsha”.
Abracha Benski sufrió diabetes y problemas coronarios, que se gravaron a mediados de la década del ’80. Además tentado por una atractiva baja de impuestos, se había mudado a Tucumán, en donde construyó la fábrica de primera línea, endeudándose en dólares por lo que la devaluación posterior lo había dejado casi en la quiebra. La empresa se vendió en julio de 1984. Poco después Benski murió. Cabsha fue adquirida por un empresario mexicano, que luego la vendió a Águila Saint y después fue comprada por Arcor.

(Fuente: Martín Auzmendi y Tomás Balmaceda para Revista Joy)

NEWS


Decanter World Wine Awards es uno de los concursos de vinos más grandes y prestigiosos del mundo, y altamente reconocido por su exigente proceso de cata y selección a través de jurados destacados. Otorgó recientemente 96 puntos al Bramare Rebon Vineyard Malbec, al igual que al Trivento Golden Reserve Cabernet Sauvignon 2013. Por otro lado, calificó con 95 puntos al Trivento Mabec Reserve 2015, como asimismo al Acordeón Malbec 2015, de Finca Ferrer y lo nominó como el “Mejor Malbec argentino de más de £15”, dando la medalla de plata a Doscumbres 2012 (con 92 puntos) de la misma bodega.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Wine Spectator nominó como Wine of the Week el Concha y Toro Carmenère Peumo Serie Riberas Gran Reserva 2014, de nuestro vecino país (Chile), y lo calificó con 90 puntos, y dijo que tiene un color rojo intenso, con aromas concentrados de ciruela, mora y espacias con un toque de chocolate negro, con un paladar medio, seguido de un final muy animado.

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Bodega Goyenechea, fundada en 1868 por los hermanos Santiago y Narciso Goyenechea en Villa Atuel, en San Rafael, al sur de la provincia de Mendoza, que tuve oportunidad de visitar hace unos años, comenzó a producir vinos de alta calidad (antes hacía vino a granel), en 1965 cuando ingresó a la conducción la cuarta generación familiar ya que la actividad se centró exclusivamente en el vino fino embotellado.
Hoy, la cuarta y quinta generación trabajan en conjunto con la misma dedicación y compromiso que sus antepasados, haciendo de Goyenechea una verdadera empresa familiar de la industria vitivinícola, con una producción diversificada.
La firma lanzó hace más de 10 años su vino ícono al que llamaron 135 Aniversario y ahora le han proporcionado un restyling con la nueva añada que, como en los años anteriores varía en su composición según la mejor combinación en cada cosecha de las cepas Malbec y Cabernet Sauvignon, en este caso este blend se compone de un 88 % de Cabernet Sauvignon y un 12% de Malbec.
Se eligió el stamping cobre para realzar el “135” y reflejar la crianza en barricas de roble francés durante dieciséis meses, así como que constituye una partida limitada.  

www.goyenechea.com

 

CORREO DE LECTORES

 

Un viejo amigo dijo:
“ACV varios con la foto de Jennifer, y digo, que al par de las nominaciones que señalás, allá por el 2012/13, no recuerdo si Variety u otra revista del espectáculo estadounidense, la señaló, acorde la opinión de sus lectores, como la dueña de los mejores "pectorales naturales" de Hollywood”
Y si … tiene lo suyo

Otro joven lector exclamó:
“¡¡¡ BIEN ALEJO !!! otra vez casi no puedo leer sobre los vinos, me quedé trabado con las fotos de Jennifer …”
Y … no es para menos

Una dilecta amiga olavarriense, opinó:
“Hola, muy buena La Columna. Esta vez sigue nublado pero no me mandaste los soles. No me disgustó para nada conocer la trayectoria de Jennifer Lowe Hewit porque adoro la Serie Crimales Minds, la sigo y hasta las veo repetidas. Las recomendaciones muy buenas, muy bueno la media semana en Puerto Cristal. Ahí no te importa el mal tiempo, no sé si por el vino o por la compañía con amigos.”
(Ver abajo)

Otra amiga señaló:
“Hola Maestro !!  Leí muy atentamente tu nota sobe el whisky Caol – Ila …  éste será uno de los que probaré junto a mis amigos, conforme las referencias que brindaste sobre este single malt. Ah !! Jennifer Love Hewitt, además de ser una hermosa mujer, es una excelente actriz. Me encantaba su personificación en la serie Ghost Whisperer. Como siempre, una clase de lujo …”
Con Jennifer Love Hewit acerté … le gusta a hombres  y mujeres.

Un asiduo visitante de esta sección me comentó:
“Como siempre leo esta columna con atención. Gracias La actriz de esta semana tiene cara de pícara, le gustará el vino? Espero que si porque adquirí esta colección de Alma Negra Misterio de Ernesto Catena. Un blend muy interesante. Color intenso, aromático  con presencia media y sabores delicados. Y me falta una compañera para beberlo. Dirá que si ?”
Le contesté: No creo, sólo el champagne las pone mimosas …  

Y él respondió:
Entonces llevo un espumante español LaVit Brut Nature 2012 de bodega Segura Viudas. Le gustará ?”
En fin … una buena “cava” (forma de llamar a los espumosos en la madre Patria)


La semana que viene estaré nuevamente con ustedes.
Mientras tanto les deseo que tomen buenos vinos.

--- Alejo ---


“El Añejo”

Anteriores

2017

2016

2015