Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XVI - NUMERO 11


AÑO XVI - NUMERO 11

(27.03.16)


Hola mis queridos Wine Lovers:

 

 

 


¡¡¡ Jennifer Lawrence !!!

 

 

 

Jennifer Shrader Lawrence (Louisville, Kentucky, 15.08.90), es una actriz de cine y televisión que comenzó su carrera con trabajos ocasionales en televisión, como Monk, Caso abierto o Medium, hasta que consiguió un papel principal en la serie The Bill Engvall Show.
En el 2011 actuó “X-Men: primera generación”, precuela de la exitosa saga. En el 2012 obtuvo reconocimiento mundial gracias a su papel protagónico en el largometraje “Los juegos del hambre”. En ese mismo año obtuvo el Oscar como actriz protagónica por su actuación en “El lado luminoso de la vida”, con Bradley Cooper y Robert de Niro. En 2013, repitió su papel de Katniss Everdeen en la secuela de “Los juegos del hambre: en llamas”, que volvió a interpretar en las secuelas de “Los juegos del hambre: Sinsajo - parte 1” y “Sinsajo - parte 2”, estrenadas en 2014 y 2015, respectivamente. A los 26 años es una bella, o llamativa, actriz con una promisoria carrera por delante.

 

VINOS

 

Esta semana tomé el FIN Merlot, Single Vineyard, Cosecha 2013, que integra una línea creada por la Bodega del Fin del Mundo bajo la supervisión del destacado enólogo Marcelo Miras, en el ambiente patagónico, donde se encuentra la bodega, que es naturalmente sano y tiene suelos arenosos y pedregosos en las 800 hectáreas de viñedos que posee la firma y que fueron plantados cuando comenzó a desarrollarse el polo vitivinícola de San Patricio del Chañar (Neuquén), en 1999
La bodega no es ajena a esta tendencia de los Single Vineyard que pretenden destacar el terruño y los viñedos de cada bodega. Esta línea de varietales FIN Single Vineyard se elabora con uvas provenientes de parcelas seleccionadas para buscar la máxima tipicidad varietal y luego de vinificada se somete al vino a una crianza de 18 meses en barricas de roble francés y americano.

Este vino, hecho con esta noble cepa aparentemente oriunda del Pomerol y Saint Emilion, tiene una presentación ya clásica de la línea (mi botella tiene la firma de Marcelo), se hace con uvas de una chacra llamada La Virgencita, con un rendimiento de 60 qq. por hectárea. Tiene un color rojo rubí intenso y oscuro, como casi todos los vinos tintos de la Patagonia, y muy buenas piernas suavemente coloreadas (14.5°). En nariz despliega aromas a frutas rojas y negras maduras, algunos toques de especias y un dejo floral, además de notas de vainilla chocolate y ahumados, pero que en modo alguno opacan la fruta. En boca es agradable mable, redondo, con buen volumen y una acidez justa que permite disfrutarlo por su equilibrio y amabilidad. Parece que llena la boca y lo erige en un vino sabroso y elegante para ir hacia su final largo y satisfactorio. Excelente (Aprox. $ 350).

 

Unas semanas atrás tuve oportunidad de tomar, en una reunión, un par de copas del Veuve Cliquot Brut, del que les he hablado algunas veces y que es relativamente fácil de conseguir en nuestro país.

Este delicioso champagne es producido por la Casa Clicquot, fundada en 1772 y desarrollada por La Dama del Champagne, Nicole Barbe Ponsardin de Clicquot, tal como les conté en el pasado Número 43 del Año XIV.

Se la llamó así porque cinco años después de casarse con Francoise Clicquot quedó viuda en 1804 y su suegro Philippe, fundador de la firma, cayó en tal depresión que abandonó la bodega y ella insisitió en hacerse cargo, con sólo 27 años y con sus escasos 1,47 mts de altura llegó a convertirse en la primera mujer de negocios en los tiempos modernos. Hizo crecer el negocio como nunca lo hubiera imaginado la familia y, entre otros logros, sistematizó la técnica creada por Dom Pierre Perignon, aportando los pupitres con las botellas inclinadas hacia abajo y decidiendo el giro de 1/8 de vuelta cada vez.

Se trata de un clásico, admirado por todos los bebedores de espumantes, tanto por su calidad, cuanto por su fama. Su presentación se destaca por la típica etiqueta amarilla intensa. Como su etiqueta lo indica es un producto de champagne, así que se elabora con pinot noir, pinot meunier y chardonnay y –obviamente- por vía del método champenoise. En la copa muestra con un color amarillo pálido, con burbujas finas, abundantes y persistentes que forman una elegante corona. En nariz es complejo, ofreciendo aromas a frutas de pulpa blanca como manzana verde, pera, algo de cítricos y también se le perciben notas de frutas secas, levaduras y pan tostado. En boca tiene un ataque fresco y elegante, y luego corre con buen volumen, agradable, seco, con cierta acidez (que le da esa frescura) y con muy buen final. Se puede decir que se destaca por ser frutado y con buen cuerpo. Es un champagne o soberbio (Aprox. $ 1000/1200).

Ya que hablamos de espumosos, el sábado pasado -en una cena en casa- con la picada que era esencialmente un lonja delgada de queso gruyere y un par de salsas (una de mahamara y otra de queso blanco con ciboulette), serví un par de botellas de espumante, el clásico Melodía Extra Brut de Chardonnay, del que no les voy a hablar porque ya he resaltado sus cualidades varias veces y después el Maipe Brut de la Bodega Chakana.

Este último, el Maipe Brut, recientemente lanzado (a fines del años pasado), tiene una elegante y llamativa presentación.
Se elabora con 50 % de Pinot Noir, y 50% de Chardonnay, provenientes de uvas cultivadas en Altamira, Valle de Uco y Agrelo, Lujan de Cuyo, (Mendoza). Se hace mediante el método charmat corto (sólo 30 días sobre lías), pero la riqueza de los vinos base lo hacen suavemente intenso, elegante y agradable. Exhibe un color amarillo levemente asalmonado, buenas burbujas, persistentes y pequeñas, aromas a frutas tropicales, algo de manzanas verdes, flores y un dejo de cítricos y levaduras. En boca es agradable, seco, con buena acidez. En definitiva, muy bueno. Aprox. $ 100/110).

 

VINOS: NINA


Unas semanas atrás, tuve la oportunidad de asistir a un almuerzo en el Restaurante El Muelle, sobre la Costanera Norte, precisamente en el muelle del Club de Pescadores. Un lugar que fue siempre muy apreciado por la posibilidad de almorzar o cenar y ver el río en todo su espectáculo (especialmente de noche cuando hay luna llena).

La reunión fue organizada para presentar, a un grupo de Periodistas, el nuevo Nina Torrontés Cosecha 2015, que la Bodega San Huberto, de propiedad de la familia Spadone elabora junto a sus vinos ya conocidos: San Huberto Varietales (como entry level), San Huberto Roble, Cabo de Hornos y los famosos Nina Blend, Nina Malbec, Nina Malbec Cabernet y el inigualable Nina Petit Verdot.
Como alguna vez les he contado NINA, es la marca de vinos de alta gama que elabora la Bodega San Huberto, en el Valle de Amiga a 1.450 metros sobre el mar en la provincia de La Rioja.

 

Nos recibió Leonardo Spadone, Presidente de la firma junto a Inés González y al ser un día diáfano todo fue muy bueno salvo una pequeña tardanza en los platos principales.
Leonardo fue explicando, durante todo el almuerzo los planes de la bodega que incluyen un par de lanzamientos en la gama alta, además de ponernos al corriente del ritmo de su producción tanto en la bodega de La Rioja como en la de Mendoza (Vistalba), y del crecimiento de un 30 % en 2015 de sus vinos de alta gama.

Tanto en la recepción como con las entradas (tablas de quesos y unas cazuelas de pulpo a la gallega y otras de langostinos), disfrutamos de este nuevo vino Nina Torrontés, que es un producto muy bien logrado, de torrontés riojano, hecho con uvas de viñedos de 40 años, y que tiene con un color amarillo suavemente dorado y un ligero destello verdoso. En nariz despliega aromas propios de la cepa que incluye notas florales y frutales, entre las que se destacan duraznos blancos, peras y algo de cítricos. En boca ofrece mucha frescura, buena acidez (pH 3.5), y un cuerpo apropiado para el varietal (13.3°). Al correr en la boca se lo nota consistente, con buena estructura, agradable y elegante. Excelente (Aprox. $ 170).

 

Este nuevo producto completa la línea NINA compuesta por NINA Gran Malbec $ 400, NINA Gran Petit Verdot $ 370, NINA Cabernet - Malbec $ 240 y NINA Blend $190, NINA Extra Brut (método Charmat),  $165 y NINA Dulce Natural elaborado 100% con la uva Moscato Giallo $ 90.
 
Con los principales (en mi caso lomo), siguieron el Nina Blend, que desde hace mucho tiempo es muy tomado por su excelente relación precio calidad y porque se consigue en casi todas las vinotecas e incluso en supermercados.

Yo abordé después el Nina Gran Malbec, que es excelente, intenso, con taninos briosos, pero con ese dejo ligeramente dulzón que brinda la cepa, que permite decir que es un vino con carácter pero sin dejar de ser amable, aunque puede opinarse que tiene mucho potencial de guarda, lo que indica que con un año más en botella ganará puntos tornándose más delicado y complaciente.

 

Después tomé el Nina Gran Petit Verdot, que no deja de sorprender, a partir de su color impactante, rojo muy intenso, con tonos violáceos, con muy buenas piernas ciertamente coloreadas. Aromas a frutas rojas y negras maduras, destacándose las notas especiadas y a mermelada de ciruela y cerezas. En boca deja una sensación de corpulencia y robustez, así como su generosa amabilidad, resultando -pesar de su personalidad- muy redondo y con gran equilibrio entre los taninos -suavemente dulzones- la fruta, el alcohol y la acidez, con cierta untuosidad en su final que también permite percibir el aporte de la madera. En definitiva un vino soberbio.

 

Con los postres tomamos una copa de Nina Moscato Giallo, muy agradable por cierto, dulce pero no empalagoso, lo que hace que puede ser bebido tanto por los que disfrutan los vinos dulces, cuanto los que prefieren los secos.

Y me fui, contento de haber disfrutado un excelente almuerzo, con un vista espectacular, con buena compañía y con muy, pero muy buenos vinos que recomiendo, sin ningúna hesitación.

Las fotos son de Mariana Berguzt “Mariana Bergutz Fotografìa & Comunicación”
@marianabergutz (Twitter); MarianaBergutz (Instagram)
http://marianabergutz.blogspot.com.ar

 

NOVEDADES


Wines of Argentina, Bodegas de Argentina, y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizarán un gran festejo para el Día Mundial del Malbec y unificarán los esfuerzos y recursos para celebrar La Semana del Malbec, eligiendo como sede a la Ciudad de Buenos Aires, bajo el marco de la sexta edición del Malbec World Day  creado por Wines of Argentina, y bajo  el concepto: “Celebremos un clásico”.
El evento de lanzamiento global tendrá lugar el sábado 9 de abril desde las 12 hs hasta las 00 hs en la Tribuna Oficial del Hipódromo Argentino de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires (Av. Del Libertador 4100). Se espera que 3000 personas participen del festejo y puedan degustar vinos de diferentes bodegas que contarán con sus propios stands, con estaciones de degustación a cargo de las cuatro escuelas de Sommeliers y Gastronomía más importantes y de pequeños productores agrupados que tendrán el apoyo de sus gobiernos provinciales.
Además, los asistentes podrán disfrutar de las propuestas de  foodtrucks, música en vivo, Djs, proyección de audiovisuales y charlas de celebridades y destacados referentes del sector.
Para asistir a esta celebración, habrá una entrada que dará acceso a todas las actividades de: $ 200 en forma anticipada e in situ de $ 250. Las entradas podrán adquirirse a través de la siguiente web: www.semanadelmalbec.com

Marcelo Pelleriti, uno de los mejores enólogos del país y Pedro Aznar uno de los mejores músicos, han desarrollado un proyecto que se llama Abremundos del que les hablé hace un tiempo.

La semana pasada lanzaron su vino 8va. Octava Alta, Blanc de Blanc, Chardonnay 60 %, Torrontés 40 %, con uvas del Valle de Uco (a 1100 metros sobre el nivel del mar), con doce meses de crianza (el 60 % del vino), en barricas de roble francés de segundo uso.

Seguramente será un vino novedoso (chardonnay y torrontés), y muy bueno.

 

Por primera vez en seis años, el primer lugar de las "Marcas de Vino Más Admiradas del Mundo" ("The World’s Most Admired Wine Brands"), ránking elaborado por la prestigiosa revista Drinks International, no quedó en un vino de Chile ni de España.
Este año la corona fue para la australiana "Penfolds". Francia está a la cabeza, con 13, seguido de España, con ocho, y de Australia, con siete.
De América Latina, Chile es el único país que aparece en la lista, con seis marcas de vinos. En el 4to. lugar del ránking se encuentra "Casillero del Diablo", de "Concha y Toro"; en el 7mo. "Viña Errázuriz"; en el puesto número 15 está "Cono Sur", también de "Concha y Toro"; en el 46vo. lugar  aparece "Undurraga"; en el 47vo. "Viña Leyda"; y en el 50 "Santa Rita".
Conozco a muchos de esos vinos y son muy destacados, pero … ¿ Argentina no figura en ese ránking ?
(Fuente: http://lifestyle.americaeconomia.com/articulos/conozca-cuales-son-las-marcas-de-vino-mas-admiradas-del-mundo).

Wine Spectator ha designado, recientemente, como Wine of the Week, al Casillero del Diablo, Reserva Sauvignon Blanc Cosecha 2015, de la Bodega Concha y Toro, de Chile y le otorgó 87 puntos, diciendo que tiene aromas a pomelo, limón, y notas de hierba fresca, con buena estructura y prolongado final.
Si  bien no es un puntaje muy alto, lo destaco porque han “mirado” un vino del Cono Sur.

Como se decía hace muchos años “Chile tiene buenos vinos blancos”.

 

CORREO DE LECTORES


Un viejo amigo, abordó dos temas de la semana pasada:
“No llega a ser bella, ni por asomo, es flacucha y algo dientuda, pero tiene tanto atractivo, cuanto un imán tamaño placard para cualquier trozo de acero. Penélope, Penélope. Punto aparte.
“Un aplauso para el crítico ingles: Soy un lego, pero se captar si un vino es ácido, amargo, semi o dulce, si me deja buen sabor en boca y chau … eso para mí basta, como por otra parte, creo le sucede  a la mayoría de  la gente común, digo común, no ordinaria. Todo ese rebuscado artilugio verbal del que hacen gala muchos "conocedores", solo sirve para darse pista. El ejemplo que da es de una precisión de relojería suiza.”
Pero son lindas las flacuchas como Penélope ¿ no ?


Un destacado enólogo me dijo:
“Hola Alejo. Que bueno que elegiste a Penelope, porque además de ser linda y buena actriz le gusta el buen vino.”
Más atractiva aún.

 

Otro joven lector me dijo:
“Ya tiene unos cuantos añitos, me gustó más Alice …”
Gustos son gustos


Un destacado productor de excelentes vinos, señaló:
“Alejo querido: Muy bueno lo de las descripciones con excesiva retórica que confunden y amedrentan al consumidor normal, haciéndolo sentir un frustrado e infeliz si no puede describir alguno de los aromas presentado convincentemente por el “Clan del gran marketing” (lease no solo los profesionales que escriben las contraetiquetas, sino especialmente los que asumen el rol de enseñantes, críticos o periodistas del vino). Personalmente intercambio experiencias sobre este tema los 365 dias del año con los que nos visitan, que van desde el cervecero que entra comiendo chicle de mentol luego de fumarse un Particulares hasta el experto que ha visitado todas las regiones vitivinícolas del mundo que usa el spitter a un metro de distancia sin derramar una gota. La conclusión es banal: lo único que importa a la hora de apreciar un vino es lo que cada individuo percibe: “tu paladar es tu rey - lo demás es cháchara” … (Que quede claro, al decir “paladar” me refiero no solo a la lengua con sus renombradas papilas, sino al resto de la boca con sus sensores táctiles … al olfato y a todo lo que ocurre en esa zona hasta la garganta). Entonces los importantes y valiosos personajes que realmente comunican y suman a nuestra industria son exclusivamente aquellos que ayudan a que cada uno entienda porqué su paladar distingue y prefiere un vino sobre otro en cada circunstancia. Todos los demás (la gran mayoría que el publico avala y aplaude), lamentablemente se escudan hábilmente en el glamour y la retórica para promover marcas o tierras o su propia persona, alejando asi al consumidor del productor, favoreciendo la desaparición de pequeños productores.”
Una opinión seria.


Un joven amigo me dijo:
“Alejo … algunas veces hablaste de los vinos de Salentein, yo por mi parte cada tanto tomo alguno pero al que más vuelvo es al Salentein Reserve Malbec, que imbatible en su precio. Los Numina también me gustan pero son un poco más caros …”
Cierto.


A contrario sensu de lo escrito en estas Columnas, un colega (abogado), me dijo:
“Sabés que el otro día llevé a un asado un par de botellas de Altos Las Hormigas y me gustó mucho, redondito agradable y gustó mucho a los otros. Antes habíamos tomado un Fabre Montemayou Malbec, por lo que este nos pareció más suave …”
Bueno, parece que el primero era más intenso, algo que más o menos es lo que señalé cuando hablé del Altos Las Hormigas, bastante más ligero.

La semana que viene estaré nuevamente con ustedes.
Mientras tanto les deseo que tomen buenos vinos.

 

--- Alejo ---

“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015