Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XV - NUMERO 5


AÑO XV - NUMERO 5

(15.02.15)


Hola mis queridos Wine Lovers:


 

 

 

 

¡Desde que vi a esta locutora española …

no se si me gustan las piernas del vino …


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

Raquel Sánchez Silva (42 años).


 

 

 

 

VINOS

 

En estos días he tomado el Quara Malbec Cosecha 2011, Single Vineyard, Viña Cabra Corral que resultó un vino magnífico que elabora para la firma de la familia Lávaque, el destacado enólogo José Luis Mounier.
En efecto, ya lo había probado en una presentación  de la bodega (ver Año XIV, Número 47), y lo comenté diciendo:

“… excelente por cierto y con notas de color muy intenso …”

Ahora puedo agregar que tiene 14° de graduación alcohólica, una acidez más que razonable (3.7 pH), que lo hace más que agradable.
Se presenta en forma elegante y distinguida, con una botella pesada y con la llama metálica que caracteriza a los productos más elevados de esta bodega. En la copa se muestra con un color rojo profundo e intenso con tonalidades violáceas, y muestra muy buenas piernas ligeramente coloreadas. En nariz propone aromas a frutos rojos, como en mermelada, sobresaliendo la ciruela y con el agregado de algunas notas de especias, vainilla, café y tostados aportados por su paso por roble durante doce meses. En boca tiene muy buen cuerpo, es robusto, denso y voluminoso, con taninos firmes y bien presentes, pero redondeados y, como dije antes muy amable desde el ataque hasta su final que, largo y muy agradable.
En definitiva, reitero, un vino excelente (Aprox. $ 200/220).

 

Con estos días de canícula, resulta intresante recurrir a los blancos y en estos días tomé el San Felipe, Chardonnay, Roble, Cosecha 2014, que como todos los productos de esta bodega (La Rural), son correctos y de muy buena calidad. En este caso, esta línea tiene varios productos, incluso un blanco sin roble, y todos con una buena relación precio calidad
Este vino que tomo de tanto en tanto es un 100 % varietal, elaborado con uvas de Tupungato, con fermentación maloláctica de un 40 % y7 con una crianza en roble francés de tres meses.
Tiene un color amarillo con suaves destellos verdosos, en brinda aromas a frutas de pulpa blanca, algo de manzanas verdes y banana y un toque de cítricos, todo combinado con suaves notas de vainilla. En boca presenta desde el ataque una sensación untuosa, melosa y envolvente que lo acompaña en todo su recorrido. Seco, firme, frutado  y agradable.
En el orden de los $ 60/70 es muy bueno.

(la imagen es de www.winesearcher.com y obviamente con la etiqueta de exportación, muy similar a la local).


 

Unos días atrás tomé el Killka, Sauvignon Blanc, Cosecha 2014, de Bodegas Salentein que se elabora con uvas de su Finca La Pampa sita en el Valle de Uco (como todas sus viñas).
Se trata de un  excelente varietal 100 %, con una buena presentación y con un color amarillo pálido con tonalidades ligeramente verdosas. En nariz despliega intensos aromas herbáceos entre los que se destacan la salvia y la ruda, pero complementadas con notas cítricas y duraznos blancos. En boca es fresco debido a su buena acidez (pH 3.45), ligero (12,7°). y amable. Debiendo destacarse que su frescura, acidez e intensidad aromática lo tornan más que interesante.
En el orden de los $ 60/65 es un vino muy apetecible, sobre todo -a mi manera de ver- para una entrada o una picada de verano.

 

 

 

 

 

 

No me gusta hablar mal de un vino porque se que detrás de toda producción enológica hay mucho esfuerzo, dedicación, trabajo e inversión, además (casi siempre), de una larga historia; pero cuando un vino de alto precio no cumple las expectativas me siento en la obligación de señalarlo para que mis seguidores no se sorprendan comprando un vino que no cumplirá con lo que se espera de él.
En este caso me refiero a un vino que fue un producto excelente hace unos años y que ahora, comprado en tres vinotecas distintas no ha alcanzado los niveles que yo recordaba: Carmelo Patti, Cabernet Sauvignon, Cosecha 2005.

BODEGAS LOPEZ


En mi último viaje a Mendoza, en el tercer día concurrí a la tradicional Bodega López, que es un caso excepcional en la in-dustria vitivinícola argentina ya que cuenta con una trayectoria de más de 116 años, ofreciendo siempre la misma calidad y estilo que la caracteriza.

Su fundador fue José López Rivas que llegó de Málaga, España en 1886, contando con la experiencia de trabajar en los viñedos con su familia, y en 1898 se arraigó en Mendoza, comenzando la elaboración de vinos propios que fueron comercializados en cascos de roble y cuya primer marca fue “El Vasquito”.
En ese año (1898), nació José Federico López, hijo único de José López Rivas y continuador de su trabajo, por eso a partir de 1910 la firma pasó a llamarse “José López e Hijo”. En 1927 lanzó al mercado su primer vino fino en botella llamado “Prestigio de Cuyo” y en 1930 registraron las marcas “Prestigio de Cuyo”, “Huetel” y “Rincón Famoso”. En 1934 se presentó uno de sus clásicos, el “Chateau Vieux”, un vino de corte con base Cabernet Sauvignon y un blanco con una conjunción de variedades Chardonnay y Pinot Blanco. En 1938 apareció el vino “Rincón Famoso”, tinto y blanco de corte, que se constituyeron en otros clásico, con la etiqueta adosada en diagonal.

 

Tras la muerte de Don José López Rivas, en 1948, se incorporó su nieto Carlos Alberto y en 1958 la firma pasó a llamarse “Bodegas y Viñedos López S.A.”, nombre que conserva hasta la actualidad. Sus nuevas marcas fueron “Vasco Viejo” en 1950, “Montchenot” en 1966: el tercer gran clásico de la Bodega y “Selección López” en 1973, vino que hoy se denomina “Malbec López”.

 


Culminando los años ‘80 se produjo la incorporación de la cuarta generación familiar: Carlos Alberto y Eduardo López Laurenz hijos de Carlos López y su esposa María Isabel Laurenz.
Fallecido  (en 1995), José Federico López, la firma quedó en manos de de Carlos López y su Hermana Marta.
Luego la Bodega lanzó sus varietales “Casona López” y “Xero”, inaugurando un nuevo segmento de vinos. Y después se presentó el “Federico López Gran Reserva” cosecha 1996 y los espumosos “Federico López Brut Nature” y “López Extra Brut”, al que luego se sumaron “López Brut” y “López Demi Sec”.

 


El día de la visita fuimos recibidos por Eduardo López Laurenz y su cuñado Gustavo Bauco, esposo de María López Laurenz, pero Eduardo se despidió porque por un paro de personal aeronáutico debió adelantar su viaje para estar presente en la tradicional degustación de todas sus líneas que ofrece la bodega en su sede de Palermo.

 

 

 

 

 

 

 
En el edificio enfrentado a la bodega y administración se ubica un Salón Principal de más de 450 m2 con grandes ventanales que ofrecen una agradable iluminación natural. El interior brinda un ambiente cálido, confortable y de gran amplitud. A modo de isla, una gran barra de 11 metros de largo recibe a los visitantes que pueden degustar, consultar sobre vinos y realizar compras.

 

 

 
En el piso superior se ubica el salón-restaurante, dirigido por María López Laurenz, , en el que se ofrece un menú gourmet fijo o a la carta acompañados de sus clásicos vinos y champagnes. Es un ambiente muy amplio y luminoso con grandes aberturas y terrazas ofreciendo una vista panorámica a la cordillera, bodega y jardines de la Casona. En ese lugar puede concurrirse a almorzar en forma independiente, por medio de tours o visitas guiadas, y también realizar distintos eventos empresariales, sociales y cenas privadas, con una capacidad para 80 personas sentadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Después, Gustavo Bauco nos acompañó en el almuerzo, en el que nos contó detalles de la situación actual y de los proyectos de ampliación de la capacidad productiva.


 

 

 

 

Disfrutamos con el amuse bouche o servicio de mesa de un espléndido López Sauvignon Blanc, que estaba bien fresco y que -además de su calidad- puede decirse que tiene una relación precio/calidad más que excelente, ya que pocos vinos de ese te-nor pueden obtenerse a unos $ 36/38. Luego siguieron unas em-panadas de carne cortadas a cuchillo y de un ojo de bife, con los que saboreamos un clásico Chateau Montchenot que nunca fa-lla y del que les he hablado varias veces.

 

 

 
Y nos fuimos muy contentos, previo saludo a María López Laurenz, y muy agradecidos por la atención dispensada y orgullosos de haber visitado una de las bodegas señeras de nuestra vitivinícultura, ante la que hay que “sacarse el sombrero”, tanto por lo que han hecho, cuanto por lo que hacen, que es mantener su estilo en la cantidad y por lo que -seguramente- van a hacer.  

A todo el que vaya a Mendoza le recomiendo la visita y -si pueden- el almuerzo en el restaurante.

 

NOVEDADES


Un amigo escribió en su blog:

Bodega Goyenechea presenta Lorenza Cosecha Tardía Sauvignon Blanc

Continuando con la línea Lorenza, Bodega Goyenechea acaba de lanzar un nuevo producto con la misma esmerada calidad que su antecesor Bonarda. Se trata de un Cosecha Tardía elaborado con uvas recogidas en el mes de mayo, se trata de un varietal 100% Sauvignon Blanc, con un 25% del vino criado en barricas de roble francés, donde permanece 8 meses, y el 75 % restante conservado en tanques de pequeña dimensiones. Luego, el vino es puesto en botella, con un leve filtrado, y estacionado en cavas refrigeradas a 16 ° C. La producción total alcanza a unas 2650 botellas de 500 ml., cuyo precio sugerido es de $89.
A la vista se presenta brillante de color amarillo dorados propios de la sobremadurez. En nariz es muy delicado, con aromas cítricos y a la vez dulces, que nos recuerdan a miel y a algunas confituras cítricas; aparecen también notas de duraznos secos. En boca es suave, alcohólico, con moderada acidez y delicado final, haciendo un particular vino tanto en color, aroma y sabor. La temperatura ideal de consumo es de 8 a 10ºC.
De acuerdo a Sebastián Goyenechea, Director de la bodega, este nuevo producto

Diego Migliaro: www.medium.com/mi-lado-v

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un amigo -lector de La Columna- me envió una llamativa nota periodística de Quebec que señala lo que piensan los quebecois o canadienses franceses de Buenos Aires, y dice más o menos esto:

Buenos Aires es a la vez el encanto de los cafés de París, el esplendor barroco de de los palacios Sevilla, la pizza omnipresente (y el caos), de Nápoles. Es la más europea de las ciudades latinoamericanas. Es una bulliciosa metrópolis, abigarrada, hirviente, cosmopolita, una comjunción de distritos tan diferentes entre sí que cada uno de ellos forman una ciudad dentro de la ciudad.

Luego describe a Recoleta, donde habla de su elegancia europea, San Telmo, de sus antigüedades y Almagro, del tango. Detalla después diversos ítems:

Una plétora de buses atraviesan la ciudad en todas las direcciones, pero pertenecen a empresas privadas que operan independientemente, por lo que es difícil saber exactamente cómo hacer para llegar del punto A al punto B, pero los porteños con mucho gusto le informan …
Las tarjetas inteligentes que se venden en las estaciones de metro permiten abordar cualquier autobús y, por supuesto, tomar el metro que llaman subte (por subterráneo), aproximadamente del tamaño de Montreal (por 11 millones), Siempre está lleno, pero eficaz. Con un mínimo de precauciones básicas, es tan seguro como cualquier otro, incluso para una mujer sola.  El taxi es un simple, asequible y sin preocupaciones. Reconocibles por sus colores negro y amarillo (los conductores sólo hablan español) … Los establecimientos más pequeños sólo aceptan pagos en efectivo …   El español que se habla en Argentina está teñido de una fuerte entonación italiana (40% de la población de Argentina es de origen italiano), expresiones de lunfardo (argot de Buenos Aires), y un acento muy colorido. En particular, la "ll" consonante doble, pronunciada "y" en español, se pronuncia "sh" en rioplatense. Palabras como yerba o llamar se pronuncian 'sherva "o" shamar ", que puede ser un poco inquietante. Debemos prestar un oído atento  ... y repetir ‘despacio’ …

CORREO DE LECTORES


Alguien muy vinculado a la tradición vitivinícola me dijo:
“Podre lograr yo también que Naomí corra hacia mi vino ...”
Entiendo que muchos deben querer algo similar.


Otro lector apuntó:
“Wow que velocidad la de Naomí …”
Y … corría hacia mi vino …


Un amigo, algo más joven que yo sostuvo:
“Muy buenas recomendaciones con vinos de no más de 100 pesos por botella Las buscare y probaré a todas leyendo tus co-mentarios Después … doctor, se emitirá el veredicto Que lindo gato el de la portada.”
De qué gato habla ?


Una amiga me dijo:
“Alejo, seguís poniendo esas actrices y modelos, a ver si ponés alguno para nosotras …”
Insisten … querrán que ponga algún tipo pintón como Ben Affelck, Bradley Cooper, Brad Pitt, Colin Farrel, Don Johnson, George Clonney, Justin Timberlake, Mark Wahlberg, Pierce Brosnan o Alejo Martinez Araujo


Un entrañable colega me contó:
“Hola Alejo. Te olvidaste de mencionar el saque del monito (él), jugando el Campeonato del Sur. Allí saqué tan fuerte que el contrario tuvo tiempo de ir al banco se secó la cara y luego devolvió. El saque no necesariamente deber ser muy fuerte pero si debe ser molesto e incomodar la devolución. Argumento de los que sacamos con rebusque.”
Cierto. Por ello son comunes los saques “al cuerpo”. También es de mención que jugadores que fueron Nro. 1 del Mundo como Patrick Rafter, no tenía el saque más poderoso, pero lo colocaba muy bien y lo hacía con diversos efectos (Slice, American Twist, Plano, etc.).

Un viejo amigo se atrevió a decir:
“Alejo tanto darle vuelta a estos temas que al final conseguiste el sueño del vino propio …”
Sólo embotellado para mi.


Otro viejo lector de estas columnas pidió:
“EPAAAAA Chateau Vieux y con tu nombre: Quiero una caja.”
Se agotó muy rápido.


Un lector me preguntó:
“Alejo … qué quieren decir cuando en una etiqueta ponen “Single Vineyard” …”
Single Vineyard (en inglés "viñedo único" o bien "un solo viñedo"), quiere decir que el vino está elaborado con uvas provenientes de un solo viñedo, que -se supone- tiene características especiales, como para que el vino se destaque.

 

LES DESEO UNA MUY AGRADABLE NOCHEBUENA
Y UNA MUY FELIZ NAVDIDAD!
.

--- Alejo ---

“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015