Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XV - NUMERO 47


AÑO XV - NUMERO 47

(13.12.15)


Hola mis queridos Wine Lovers:


 

 

 

 

Otra dama preparándose para el brindis…

…de nochebuena o cualquier otro… 

 

 

 

 

  

VINOS

 

Un lluvioso día de noviembre, concurrí a un almuerzo en el Restaurante Casa Cruz (de Aldo Graziani), invitado por Diego Caselli y Leandro Bastias, de la Bodega Decero, que visité hace dos o tres años. La idea era compartir el almuerzo con una degustación vertical del Decero Mini Edidiciones Petit Verdot.
Como les he contado alguna vez, esta bodega, de capital extranjero, es comandada por Juan Marcó (C.E.O.), con Tomás Hughs como enólogo, se desenvuelve esencialmente con uvas de sus viñedos de la Finca Remolinos y cuenta con tres líneas de vinos: Los Decero Clásicos, que son varietales Malbec, Cabernet Sauvignon y Syrah. El Decero Amano, que es un corte de sus mejores parcelas y es su vino top y las Mini Ediciones Petit Verdot que son partidas muy limitadas.
En esta oportunidad probamos cinco añadas, todos con un color rojo oscuro casi negro, con muy buena estructura, corpulentos y muy intensos, con nariz perfumada y taninos briosos.
El 2008 era el más intenso con un color más atejado y con buen presencia de alcohol 14,5°, sino que le aportaba cierto dulzor en el ataque, que corrió luego muy agradable (pH 3,84). Con notas de arándanos, higos y un toque de membrillo, con un dejo de vainilla producto de su paso por dieciséis meses en barricas de roble francés (50 % de primer uso).
El 2009, tenía un color menos atejado y algo menos de alcohol (14.1°), aunque mejor acidez (pH 3.74), que le daba algo de frescura.
El 2010, poseía un color más intenso y se destacaba su perfume complejo y conmovedor (alcohol y pH igual).
El 2011, muy agradable en boca (pH 3.75).
El 2012, con gran riqueza tánica que surge no sólo de su mayor juventud sino también de su mejor añada, destacándose los aromas que se percibían en los anteriores pero con mayor frescura, por lo que se puede colegir un importante potencial de guarda.
Todos muy buenos, por lo que resulta oportuno recomendarlos, no sólo por su calidad sino porque es una cepa interesante y poco bebida en nuestro país. Los vinos de Finca Decero son distribuidos en Capital Federal y alrededores por Altair S.A.

 

La reconocida enóloga Susana Balbo, lleva adelante -desde 1999- su propia bodega “Susana Balbo Wines”, sita en Agrelo, Mendoza. Y sus líneas de vinos son: Crios, jóvenes y frescos, así designados en honor a sus hijos Ana y José Lovaglio. Los Susana Balbo, más complejos. Los BenMarco, y los más recientes y sofisticados Nosotros.
En esta oportunidad les comento que he probado el BenMarco Malbec Cosecha 2013, elaborado con uvas provenientes de Vista Flores y Los Chacayes en el Valle de Uco, que obtuvo excelente puntajes, como por ejemplo 92 de James Suckling y 92 de la clásica publicación de Robert Parker: The Wine Advocate. En esta, Luis Gutiérrez encargado de dicha publicación para Latinoamérica dijo: “…la nariz de este vino es muy floral y basada en fruta (fruta negra), un poco especiada y que muestra elegancia y aplomo. Su paladar es vibrante con pura fruta y taninos sedosos y finos que hacen que sea un vino muy bebible. Es un Gran Malbec de Uco y a muy bien precio.”
Se trata de un malbec de la zona en que dicha cepa se ha destacado y así, con una buena y llamativa presentación, se exhibe en la copa con un color rojo intenso, con tonos violáceos y buenas piernas. En nariz propone aromas a frutas rojas y negras maduras, alguna nota floral y un dejo mineral, además de toques de vainilla y cacao, producto de su paso durante casi un año en barricas de roble francés de segundo uso. En boca tiene un ataque amable y luego corre agradable, con taninos presentes pero redondos, buena acidez que le da vivacidad que lo hace agradable, para desembocar en un final grato y placentero. Muy bueno (Aprox. $ 200).
Los vinos de Susana Balbo Wines son comercializados por Consultora Umami (www.consultoraumami.com).

 

 

 

Color rojo rubí intenso. Aromas a frutos rojos como cerezas y fresas. En boca es frutado con notas de especias y pimientos rojos. En boca es agradable, tiene buen cuerpo (14.2), y taninos presentes pero redondos, con un paso por roble francés de nueve meses (seguramente de segundo uso), que lo tornan muy agradable y equilibrado, todo lo cual lo constituye un vino muy, pero muy bueno, con una excelente relación precio calidad (Aprox. $ 75/80), que resulta muy apropiado para acompañar muchas comidas y a un precio accesible.

 

 

 

 

 

   

NIETO SENETINER


 

En mi último viaje a Mendoza tuve encuentros muy agradables y uno de ellos fue en la Bodega Nieto Senetiner, Luján de Cuyo, en el Valle de Vistalba, a la que fuimos un viernes al atardecer.
En la imagen se observa la entrada a la casa, que fue construida con cierta simbología, que la caracteriza hace varios.

 

 

  

Nos recibió Roberto González, el Chief Winemaker, de reconocido prestigio en el ambiente vitivinícola, a quien conozco desde hace unos años, a partir de distintas reuniones que la firma organizó, en su Casa Nieto Senetiner, de Barrio Norte (Buenos Aires).
Es un enólogo senior, aunque relativamente joven (esta semana cumplió 53), casado, con un hijo, y recibido en la Universidad Juan Agustín Maza, con desempeño profesional en varias bodegas para recalar en ésta a mediados de la década del ’90. Es un enamorado de su profesión y de la ciencia enológica, que tiene una cordial agradable personalidad.

La Bodega Nieto Senetiner nació en 1888, cuando inmigrantes italianos la fundan y plantan los primeros viñedos en Vistalba y pasó a manos de diferentes familias durante las primeras décadas del siglo pasado, hasta que en 1969 fue adquirida por las familias Nieto & Senetiner (así se leía antes el logo), quienes amplían las instalaciones e inician una etapa tendiente a producir vinos de alta calidad. En 1974 adquirió un parte la familia Patrón Costas
En 1997 y 1999 (en dos etapas), la empresa pasa a manos del Grupo de Negocios de Molinos Río de la Plata y actualmente tiene varios viñedos y varias bodegas (recientemente adquirió la Bodega Ruca Malén), y alcanza a producir unas 25.000.000 de botellas por año.
Se han separado, como distintas unidades de producción los vinos Nieto Senetiner, de los Cadus, así como seguirán separados los de Ruca Malén.
En la primera cuentan con las siguientes líneas:
Don Nicanor: Blend, Barrel Select, Malbec, Cabernet Sauvignon, Bonarda, Chardonnay Viognier y Cosecha Tardía.
Nieto Senetiner: Malbec D.O.C., Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Syrah, Bonarda, Cabernet Sauvignon-Shiraz, Reserva Malbec-Petit Verdot, Malbec-Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon - Cabernet Franc, Chardonnay, Torrontes, Semillón D.O.C., Rose Nouveau,
Emilia: Cabernet Sauvignon, Malbec, Malbec-Bonarda, Red Blend, Chardonnay-Viognier, Sauvignon Blanc, Malbec Rose y Dulce Natural
Benjamín: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Tempranillo, Syrah, Naturaleza Malbec Syrah, Naturaleza Malbec Bonarda, Chardonnay, Torrontés, Colección Tardía Blanco, Colección Tardía Rosado
Espumantes: Grand Cuvée Brut Nature, Grand Cuvée Extra Brut, Champaña Extra Brut, Champaña Brut Nature, Champaña Nature, Extra Brut, Brut Rosé y Dulce.
 Como se observa, un portfolio más que completo y con las diferentes gamas para todos los presupuestos.


Roberto nos mostró la bodega, la sala de barricas, los viñedos aledaños y nos explicó los distintos tipos de construcción que -a lo largo de los años- se fueron haciendo y remodelando, para contar ahora con tecnología moderna que permite producir vinos de alta calidad en un marco de buen volumen. 
Después fuimos a cenar al restaurante de la bodega, que está abierto durante el día, y que resultó espléndido y acogedor

Comenzamos probando un Champagne Cadus, de alta calidad enológica, elaborado mediante el método tradicional y que pasa dieciocho meses sobre lías. Un típico estilo francés con burbujas pequeñas que demuestran su fineza y calidad. Aromas a flores blancas, levaduras y pan tostado que se combinan con cierto bouquet del livor de expedición. En boca, es equilibrado, fresco pero con volumen, agradable, delicado, importante, en definitiva soberbio (Aprox. $ 550), de los mejores que se hacen en el país.


Luego, con unas exquisitas bruschetas probamos y comparamos el Cadus Chardonnay con un importante paso por roble, que se lanzará en marzo de 2016, con un Don Nicanor Chardonnay-Vionier (85 % y 15 %), Cosecha 2014. Ambos muy buenos pero conceptualmente distintos.
El primero algo más dorado, con aromas a frutas tropicales de pulpa blanca y amarilla y notas de vainilla, con mucho más volumen, complejo y completo en boca, con una buena untuosidad y un final mantecoso, todo ello por la factura del vino y, en especial, por su mayor contacto con  el roble.
El segundo, del que pasa seis meses por roble el 60 % del chardonnay (es decir la mitad del vino), tiene un color más claro, con tonos verdosos, aromas a frutas tropicales, flores blancas y cítricos y con un ligero dejo de vainilla. En boca tiene un ataque fresco y luego corre frutado amable, con buena acidez  hasta su final, agradable y más fácil de tomar. Los dos excelentes (Aprox. $ 300 y $ 150). 

Cuando llegó el principal, pasamos a los tintos, y probamos:
Malbec Cadus Cosecha 1999, muy bueno, con aromas a frutas rojas maduras, notas terciarias y muy elegante y agradable a pesar de los años que tenía a cuetas. Excelente.
Cadus Cabernet Sauvignon, Cosecha 2000, que -a mi entender- estaba en el punto máximo de su evolución, de manera que la madera se encontraba totalmente acoplada e integrada a las notas frutales maduras bien perceptibles, junto sus notas de especias, ligeros toques de piracina, con sus notas de crianza, como vainilla, chocolate y ahumado, para percibir en boca un vino amable, con personalidad pero redondo, agradable de buen cuerpo y un final sabroso, de esos que invita a otra copa. Un vino soberbio.

Bonarda Cosecha 2000, cepa que a Roberto le encanta producir y mejorar, que estaba muy bueno, frutado, con la madera bien acoplada sin tapar la fruta pero dándole jerarquía al vino. Muy bueno.
Bonarda Cosecha 2005, en este caso el vino estaba en plena evolución, lo que permitió apreciar  disfrutar mejor sus atributos, todos de excelente calidad. Tomando este vino se entiende porqué muchos enólogos insisten en probar con esta cepa. Excelente.

 


 

Para finalizar y con los postres, tomamos el Nieto Senetiner Grand Cuvée, Brut Nature que se elabora mediante el método charmat lungo, sólo con pinot noir, y que se distingue por su color ligeramente asalmonado, con burbujas pequeñas y persistentes, al igual que su corona. Con aromas a flores blancas frutas rojas y notas de levaduras y pan tostado y en boca es fresco, expresivo, con buen volumen y muy agradable. Excelente (Aprox. $ 200).

Y nos fuimos, ya bastante entrada la fresca noche mendocina, muy honrados y agradecidos por la atención recibida y con la satisfacción de haber conocido una de las grandes bodegas del país y con el grato gusto de haber departido un excelente y placentero momento con Roberto.

 

    

NOVEDADES


Michael Halstrick (51), CEO y Presidente de Bodega Norton, dirigiéndola desde 1991, fue elegido “Ejecutivo del Año” por la Asociación de Ejecutivos de Mendoza, el año en que la Bodega está celebrando su 120 Aniversario..
El 27 de Noviembre se realizó la 10ª edición de la Fiesta de Premiación Empresarial organizada por la Asociación de Ejecutivos de Mendoza para reconocer y distinguir el aporte de empresarios, ejecutivos y empresas a la economía y al crecimiento de la provincia de Mendoza.
Michael Halstrick es hijo de la segunda esposa de Gernot Langes-Swarovski, cabeza del llamado "imperio del cristal" y dueño de la Bodega Norton que pronto cumplirá 120 años desde su creación por James Palmer Norton, pasando por la familia Santos, para luego ser adquirida por la actual conducción.
Es alemán aunque criado en Austria desde que su madre contrajo matrimonio con Gernot. Vivió en Suiza, Italia, Venezuela y Estados Unidos (donde se graduó en Administración de Empresas), pero, según dice, halló su lugar en Mendoza, donde trabaja desde hace 24 años. Está casado con Susana Monzó -una abogada mendocina- y es padre de Tanya (23) y Lara (17).

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Bodega Valle de la Puerta, de La Rioja ha presentado, en su línea Premium, su nuevo Gran Reserva Bonarda, etiqueta plata cuyas uvas se han destacado bastante en la zona del Valle de La Puerta.
Se observe en la imagen una llamativa presentación y según me cuenta la bodega, es un vino muy expresivo y de gran tipicidad, caracterizado por un color intenso casi negro con reflejos violetas, con aromas a flores y frutas rojas, algo de especias y vainilla. En boca es aterciopelado y elegante, de gran final, brindando equilibrio y untuosidad, concentrado con taninos suaves, y sobre todo, con una dulzura natural. Aprox. $ 250.

  

   

CORREO DE LECTORES


Una joven colega, que dice que le he ensañado mucho, me dijo;
“Hi Teacher! No quiero pecar de petulante, jeje una vez me compararon con ella y yo me enoje!!!!”
Y me contó que se enojó porque en esa época decían que era anoréxica. Bueno, ella ahora no parece anoréxica. 

Un joven lector exclamó:
“Esaaaaaaa Alejo, linda veteranita …”
Cumple 42 en enero próximo

Otro “viejo lector” gritó:
“Champagne a la …”
Censura …

Un estimado lector, apuntó:
“Alejo querido … me parece excelente que se le esté dando esa "manija" al Bonarda, excelente, la variedad se encuentra en pleno desarrollo.(no es porque yo tenga un viñedo de Bonarda ja ja ja..) pero es un cepaje con muy buenos resultados. Alejo no te mueras nunca, como siempre, es muy bueno tu trabajo !!!”
Correcto, es una cepa que puede dar muy buenos vinos si se trabaja en ese sentido y, por otra parte, es muy rendidora.

 

Hasta la semana próxima, mientras tanto les deseo
que tomen buenos vinos, después del cierre del comicio.

--- Alejo ---

“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015