Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XV - NUMERO 17


Hola mis queridos Wine Lovers:

 
 
 
Dancing at the wedding

 

 

 

 

 

En los últimos días de canícula probé un Fond de Cave Reserva Chardonnay, Cosecha 2012, que resultó un vino elegante, distinguido, delicado y muy sabroso.
Su presentación es ya clásica y con ligeras modificaciones va corriendo los tiempos como todos los productos de la línea. En la copa se muestra con un color amarillo medio y con ciertos tonos suavemente verdosos. En nariz propone aromas a frutas tropicales, como ananá, a los que se le suman notas de manzana y pera, y un toque de vainilla y miel producto de su paso durante nueve meses por barricas de roble. En boca tiene frescura en su ataque, mostrando una buena acidez, muy bien combinada con la fruta, el alcohol y la madera. Luego corre con buen cuerpo, envolvente, ligeramente untuoso y  llega a un final largo, refinado y gentil. Excelente (Aprox. $ 100/110).

Hace unos días probé el Postales del Fin del Mundo, Roble. Malbec, Cosecha 2013, que integra una línea que cuenta con 3 vinos varietales: Cabernet Sauvignon, Malbec y Chardonnay. Los elabora la bodega homónima y resulta de un salto de calidad de los originales “Postales” sin roble.
Se presenta con un color rojo oscuro e intenso con tonalidades violáceas. Ofrece aromas a frutas rojas entre las que sobresalen la ciruela, la frambuesa y algunas notas de vainilla y coco, y algún toque ahumado, producto de su paso por seis meses por barricas de roble francés y americano. En boca tiene un ataque que muestra su personalidad, buen cuerpo, ligera astringencia, propia de sus taninos briosos aunque sin perder la expresión varietal
En este caso resulta un vino con buena expresión varietal, buen cuerpo (13.9°), una ligera astringencia propia de sus taninos in-tensos, manteniendo notas frutadas en todo su recorrido por la boca, incluso en su largo y potente final. Un buen vino de la gama de los $60.
 
 

 

 
Por un error involuntario señalé, en el número pasado, que Mascota Vineyards es un emprendimiento de vinos de autor y que su creador es Ricardo “Opi” Sadler  (en la imagen).
Sin embargo, su nombre correcto Rodolfo Pedro Sadler, es decir Rodolfo “Opi” Sadler

Salvado el error, reitero, tanto el Unánime Gran Vino Tinto, Cosecha 2010, comentado la semana pasada como sus otros vinos, de los que les hablaré pronto, son muy, pero muy buenos.

 

 
UNA PROPUESTA INTERESANTE

Excelente lugar, buena ubicación, esmerada atención y muy buenos vinos -

 

 

 
La Cooperativa La Riojana informó que ha completado su 75ª Vendimia, lo cual parece importante destacar, así como que permitió obtener 43 millones de Kgs. de uva, el equivalente al 55 % del total de la producción vitivinícola de toda la provincia de La Rioja.

 

Hace unos días tuve oportunidad de asistir a una presentación de la Bodega Cruzat y, si bien pudimos disfrutar de los exquisitos espumantes, en mi caso el Rosé y el Nature, además de un buen catering lo importante es que se presentaba a Lorena Mullet.

Como ustedes deben saber CRUZAT es una bodega destinada exclusivamente a la elaboración de vinos espumosos de alta gama mediante método tradicional (única en Argentina), y desde su fundación en el año 2004, es liderada enológicamente por el prestigioso enólogo Pedro Rosell, que suelo llamar “Señor Champagne” (con cierta alusión a Charles Aznavour).

Desde hace un tiempo está secundado por la joven enóloga Lorena Mullet -de 35 años- que fuera su antigua alumna y que recientemente fue destacada por la publicación europea The Drinks Business dentro de los 10 jóvenes enólogos nacionales que están abriendo camino en la Argentina. Luego de haber estudiado con Pedro Rosell, Mullet trabajó en Luigi Bosca donde se especializó en vinos y espumosos finos y, a la vez hacía consultoría para otros productores. Hace cinco años, trabaja con don Pedro.

Los espumantes Cruzat han ganado popularidad en razón de su alta calidad y precio módico. Todos son elaborados mediante el método champenoise, y corren por dos líneas:

Los Cuvée Reserva (Extra Brut, Nature y Rosé), caracterizados por sus 24 meses de guarda en tanque y otros 24 meses sobre borras en botella, de forma tal que logran ser unos vinos espumosos con cuerpo y aromas bien definidos, de carácter maduro y amable con burbujas finas y persistentes que aportan una corona cremosa y firme. Magníficos (Aprox. $ 200)


Los Cruzat Clásicos que son vinos jóvenes y frescos, elaborados con una guarda de 12 meses en tanques de acero y una posterior guarda de 12 meses sobre borras, y en los que se destacan los aromas florales y frutales que le dan una personalidad distinguida. Muy buenos (Aprox. $ 140).
Una reunión agradable que nos permitió conocer a la joven enóloga y disfrutar de la charla con el “Señor Champagne”, además de disfrutar de los espléndidos espumosos que ellos elaboran.

 

 

 
Ya que estamos con comentarios sobre el champagne, es oportuno recordar que los celtas fueron los primeros habitantes de la región de Champagne. En el año 57 a.c. Julio César invadió la Galia y los nobles romanos fundaron villas en las que se comenzó a cultivar la vid. En el año 496, los francos se apoderaron de la zona y en los siglos siguientes los viñedos se cultivaron principalmente en torno a las propiedades eclesiásticas, siendo los monjes los que sistematizaron la producción y aprovisionaros a los nobles.
Dom Pierre Pérignon, monje benedictino y administrador (ecónomo), de la Abadía de Hautvillers desde 1668 hasta su muerte en 1715, fue el hombre clave en el desarrollo del Champagne.


Se dice que era ciego y que al probar una uva sabía de qué viñedo procedía; también se cuenta que, a pesar de su ceguera, pudo apreciar la cantidad de burbujas y su persistencia, y como anécdota se menciona que al beber el espumoso por primera vez, manifestó entusiasmado “¡estoy bebiendo estrellas!”.
Según la historia, el monje notó que el vino tendía a soltar burbujas con la llegada de la primavera, con el gradual ascenso de las temperaturas, advirtiendo que empezaba a fermentar de nuevo produciendo anhídrido carbónico. Preocupado porque 3 de cada 4 botellas se perdían en explosiones, buscó evitarlo y a tal fin hizo poner al vino en botellas resistentes, fabricadas por ingleses y copiando a unos peregrinos españoles decidió poner tapones de corcho reemplazando los tapones de madera embebidos en aceite que se utilizaban hasta entonces y poco después agregó una sujeción que evitaba el destapado involuntario por la presión.
El monje fue un hito en la mejora de los vinos en general y de los espumosos en especial: Las reglas de "El arte de tratar bien la viña y el vino de Champagne", fueron publicadas tres años después de su muerte y algunas de las principales normas descriptas en el libro fueron: usar sólo uvas de pinot noir, podar los viñedos para que no alcanzaran más de 90 cms. de altura, recoger sólo las uvas que estaban enteras, no permitir ningún tipo de maceración que cambiase el sabor del mosto, dar varias prensadas rápidas y suaves separando el mosto de cada prensa-da.
La leyenda atribuye a Dom Pérignon el descubrimiento del llamado Método Champenoise, aunque en realidad el monje contribuyó a mejorar la técnica se venía aplicando anteriormente. El fue el “inventor” de la técnica consistente en tapar las botellas con corcho y sujetarlo para que la segunda fermentación pudiera completarse en la botella y si bien usaba el removido -que ya se utilizaba- lo cierto es que Madame Clicquot lo sistematizó, creando los pupitres con las botellas inclinadas hacia abajo y con el giro de 1/8 de vuelta cada vez.

 
  • Un señor mayor apuntó:
    “Estimado Dr. Chapaleo: María José Martínez, 35 years … una tigresa !!! Colombiana y basta !!!!”
    Parece que le gustan las colombianas…


  • Otro señor mayor señaló:
    “Al fin una diosa Joven!!!!! basta de viejas.”
    A los viejos nos une el gusto por las jóvenes…


  • Otro lector, no tan mayor, agregó:
    “Alejo … saludos a Maria José !!!!”
    Exitosas las colombianas … miren a Miss Colombia y Miss Universo 2015 (Paulina Vega Dieppa).


  • Un joven amigo apuntó:
    “Muy interesante la Keira, en Piratas del Caribe no ‘decía’ nada pero en Código Enigma, personificada en esa época la rompía … sólo no podía gustarle a ese …”.
    Cierto.


  • Una amiga expresó:
    “¡ Preciosa la foto de Casa Coupage del 22 de abril ! La compañía de tu esposa Cristina (en el día de su cumpleaños), realza la elegancia del momento y de los tres fotografiados. ¡ Que sigan los eventos y los brindis, muy especialmente por cumpleaños!”
    Se agradece.


  • Un fotografiado en el número anterior gritó:
    ¡¡ Grande Alejo, gran Columna del Vino !!
    Me alegro.

  • Un frecuente visitante de esta sección dijo:
    “El fin de semana con un filet de atún a la provenzal con papas, todo al horno abrí un Uxmal Pinot Grigio 2011. Muy buena combinación y creo buen vino. ¿ Que opina usted, estimado conocedor ?”
    El vino es muy bueno y el maridaje está bien, quizás “la provenzal” resta u opaca un poco los de aromas al vino, pero si no es muy intensa combina bien.

  • Una amiga, “blanquera”, alzó una crítica:
    “Hola Alejo, tanto tiempo … Che no se pero me parece que muchas fiestas y festejos del malbec y nada de los blancos, especialmente del torrontés que es la otra cepa emblemática de nuestro país. Por otro lado ¿ porqué dejaste en estos últimos números de comentar vinos blancos ? …”
    El torrontés es nuestra otra cepa emblemática y podríamos decir que única ya que ha sido, según estudios de hace unos años, a una cruza natural entre la Moscatel de Alejandría y Criolla Grande y no es igual a la que lleva ese nombre y se cultiva en la provincia española de La Rioja y en Portugal. A veces se hacen algunos encuentros de cata o degustación de blancos. Escribo siempre sobre los vinos blancos, pero más en las épocas de canícula.


La semana volveré a estar con ustedes.


--- Alejo ---
“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015