Inicio

Historia

Bodegas

Restaurantes

Columnas

Consultas

AÑO XV - NUMERO 14



Hola mis queridos Wine Lovers
:

La gente dice que tomar leche te hará fuerte.
Toma cinco vasos de leche y trata de mover una pared, verás que no puedes.
Toma cinco copas de vino y verás que la pared se mueve sola.
 

 

Para acompañar una entrada o picada de quesos, en el Restaurante Urondo, tomamos hace unos días el Montechez Chardonnay Reserva, Cosecha Cosecha 2012, que nos dejó –a todos los comensales- muy satisfechos.
Se trata de un varietal 100 % con un color amarillo pálido con reflejos verdosos, aroma a frutas tropicales, damascos y duraznos y algunas notas a vainilla debido a su paso -seguramente breve- por barricas de roble. En boca es fresco, agradable, con buena acidez (3.61 Ph), con buen volumen, que mejora cuando gana temperatura, que lo hace elegante, sabroso y redondo. Muy, pero muy bueno ($ 120 en el restaurante).

De esta misma bodega, el Día del Malbec, en el Centro de Enólogos de Buenos Aires, tomé el Vivo, que es un 100 % malbec (entry level), que tiene un color rojo oscuro con tonalidades violáceas, aroma a frutas rojas y negras entre las que sobresalen la ciruela, la frambuesa, la mora y la grosella, además de notas florales y un toque de vainilla, producto de su paso durante seis meses en barricas de roble francés y americano (seguramente de segundo uso). En boca tiene una entrada amable y luego corre con buen cuerpo (14.4°), con taninos intensos y algo redondeados, dejando entrever su frescura y juventud pero en un marco de un producto agradable (pH 3.65), con buen volumen y mucha fruta. En el orden de los $ 100, es muy, pero muy bueno.
Finalmente, probé -en el mismo lugar- el Montechez, Malbec Edición Limitada, Cosecha 2011, que se alza como un excelente vino de alta gama (Aprox. $ 180), que se elabora con uvas del Valle de Uco (San Carlos) y que tiene una presentación sobria y elegante.
Se muestra en la copa con un color rojo violáceo muy oscuro y exhibe muy buenas piernas (14,6°). En nariz propone aromas a frutas rojas y negras maduras, como acarameladas y notas florales, así como una importante nota de vainilla y un dejo de chocolate como resultado de su paso durante dieciséis meses en barricas de roble francés. En boca tiene un ataque amable, para seguir su paso corpulento, redondo, con taninos importantes pero dulzones y con un buen equilibro entre la fruta, la acidez (3.62 pH), y las notas de madera, logrando un vino de muy buena estructura, elegante y de alta calidad enológica.

Hace unos días tomé el Trapiche Malbec Reserva, Cosecha 2013 que aunque la bodega no lo diga, uno entiende que es el sucesor de aquél famoso Trapiche Malbec Roble (ambos conforman o conformaron una línea completa).
Se trata de un vino de gama media que nunca falla y que siempre es agradable, Tiene una presentación elegante, sobria, distinguida y se muestra en la copa con un color rojo violáceo, muy apropiado para el varietal. En nariz ofrece aromas a frutas rojas entre las que se destacan las ciruelas, moras, cerezas y notas de vainilla y ahumados, producto de su paso por roble.
En boca tiene un ataque dulzón y luego corre amable, con buen cuerpo, taninos suaves y redondos y un final largo, agradable y sabroso. En el orden de los $ 65/70, es muy, pero muy bueno.
(la imagen  es del 2011)

Como ya les conté varias veces, Jorge Benites, elabora muy buenos vinos y, si bien se lo conoce más que nada por sus es-pumosos, dulces y secos y ahora también champenoise, sus vinos tranquilos no van a la zaga.

En una muy importante reunión en casa, los blancos fueron los Melodía Chardonnay Cosecha 2012 y tanto este como su torrontés son espléndidos. En este caso se trata de un varietal puro, con su presentación ya clásica y con un color amarillo suavemente dorado y brillante. En nariz permite apreciar aromas a frutas de pulpa blanca, ananá y pomelo blanco, además de un ligero toque de frutas secas. En boca es fresco, frutado, con buena acidez, agradable y con un final ligeramente untuoso.  En el orden de los $ 70/75 es un vino excelente.

Hace no mucho les conté que me había gustado mucho el Finca Suarez, Chardonnay, Cosecha 2013, que proviene de un establecimiento familiar dedicado a la producción de uvas y vinos fundado por el Ing. Leopoldo Suarez (actualmente uno de los dueños es Facundo Suarez Lastra).
Hace un par de semanas lo tomé en el Restaurante Urondo y volvió a gustarme, tanto como a los demás comensales. Es un 100 % Chardonnay de Altamira, Valle de Uco, Mendoza, cuyos viñedos están ubicados a 1100 metros de altura y producen 60 qq por hectárea. El 20 % del vino se fermenta en barricas de roble francés con levaduras naturales y el 80% en tanques de acero con levaduras seleccionadas. Luego el 20 % del vino ya producido tiene una crianza de ocho meses en barricas france-sas.
Como les dije en aquélla oportunidad tiene “…un color amarillo suave con ligeras tonalidades verdosas. En nariz propone aro-mas a frutas de pulpa blanca, ananá, banana, durazno y algunos dejos de tostados, en boca tiene una entrada amable, fresca y con buena acidez … envolvente, corpulento (14,5°), y con un toque mantecoso, todo lo cual lo hace muy agradable hasta su final cautivante. Un vino excelente”. ($ 120 en ese restaurante, que tiene precios muy acomodados).

 

 
Hace unos días tuve el gusto de asistir a un almuerzo en el cual se anunció oficialmente la vinculación entre Achaval Ferrer y Wine Supply (empresa que a partir de ahora comercializará la marca), que se llevó a cabo en El Mercado del Faena Hotel.

El lugar es espléndido y a ello se suma que pudo disfrutarse del asado en el patio debido al magnífico día, soleado y de no mucho calor,  cuyos árboles nos protegían del exceso de sol de éstas épocas.

 

 

 
Estuvo presente el Licenciado en enología Silvio Alberto (CEO de la bodega), de quien les he hablado varias veces, que comentó todos los detalles de esta nueva alianza. A su vez la gente de Wine Supply completó la breve charla de Silvio.

(Imagen de Federico González Sasso).

 

Los vinos que acompañaron el asado fueron, desde la recepción hasta los platos de carne principales, el Achaval Ferrer, Cabernet Sauvignon, Cosecha 2013, que estaba muy bueno.    
Es un vino que  ya que presentaba aromas a frutas negras y rojas maduras, algunas notas de vainilla y chocolate y un paladar con buen cuerpo (14,5°), taninos intensos que le daban persona-lidad, aunque algo moldeada por la crianza de nueve meses de paso por barricas de roble francés, haciéndolo muy agradable (pH 3.8).
Ya con los platos de bife de chorizo (con un corte especial), y lomo se presentó el nuevo Quimera Edición Limitada 2011, con una etiqueta distinta a los Quimera conocidos, y distinta también al estilo de la bodega. Se trata de un blend de Malbec, Cabernet Franc, Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, del que sólo se han hecho 3579 botellas (unas doce barricas).
Se trata de un vino que se presenta con una etiqueta distinta a todos sus vinos, elaborada por una artista plástica española, Loreto Alcoba, que estaba presente en el evento.
Es un vino delicado, aunque con carácter, con buena acidez y mucha fruta, que exhibe un color intenso y ofrece aromas com-plejos, con una entrada a en boca muy agradable y que luego corre amable, voluptuoso y envolvente, con la elegancia que unos minutos de aireación la hizo notar claramente. En definitiva, un vino excelente, con un precio de aproximadamente $ 750.  

Los vinos  de esta bodega son elaborados bajo la supervisión de Roberto Cipresso el Flying Winemaker Italiano y Santiago Achaval, como enólogo local. Todos ellos tienen excelente calidad, desde los entry level, como los intermedios Quimera, este nuevo Quimera Edición Especial y  los top que son los Finca Altamira, Finca El Mirador, y Finca Bella Vista. Por otra parte, todos confiamos que esta nueva alianza comercial redundará en mayores ventas locales y permitirá que sus vinos se encuentren en más lugares (restaurantes, vinotecas, etc.).

 

Interesante propuesta de esta semana
 

 
Trapiche, fue distinguida -otra vez- como la marca argentina de vinos más admirada a nivel mundial por la publicación inglesa Drinks International y se mantiene por segundo año consecutivo en el ranking de las bodegas más respetadas del mundo. The World's Most Admired Wine Brands, es un ranking que se realiza desde hace cuatro años. El jurado está conformado por, Masters of Wine, asesores, enólogos de diferentes regiones del mundo, periodistas especializados, distribuidores, educadores, compradores y analistas. Daniel Pi, Chief Winemaker de la bodega, dijo al respecto: “… recibir este reconocimiento por segundo año consecutivo nos llena de satisfacción, porque demuestra la constante superación de nuestro equipo; que con su trabajo y dedicación no solo contribuye para que Trapiche siga destacándose, sino también fortalece la imagen de los vinos argentinos y su reconocimiento ante el mundo”.
¡¡Felicitaciones!!!
 

 
  • Un amigo me dijo:
    “Alejo: No le hagas caso a esa lectora, seguí poniendo Rheas …”
    Bué … reas no, Rheas puede ser…

  • Otro lector opinó:
    “Alejo esta es una de las más lindas que pusiste, aunque parece más joven desfilando que en el retrato …”
    ¡¡ Que detallista !! Pero si, es muy linda…

  • Un bodeguero, entre otras cosas, señaló:
    “Alejo … felicitaciones por este casamiento ... Están magníficos tu hija y Vos … Y Rhea también ...”
    Linda la Rhea.

  • Un Winemaker me dijo:
    “Hola Alejo. Que buen ojo que tenés !, Rhea , me parece de lo mejor que has seleccionado en tus columnas.”
    Claro de vinos nadie me habla.

  • Otro amigo, muy viajero, apuntó:
    “Alejo el vino comentado por tu lector ‘viajero’ no lo conozco pero si he tomado varios Sauvignon Blanc neocelandeses y tiene características muy parecidas a las descriptas que lo hacen distintos, especiales y muy atractivos. Siempre frescos, con muy buena acidez, muy aromáticos pero nada de notas invasivas… a mi me gustó mucho en Kim Crawford que vos comentaste alguna vez, también de Marlborough, otro fue el Yeeland, de la misma zona y el Cloudy Bay … hay otros cuyos nombres no recuerdo ..”
    Cierto. Es oportuno contar que en 1819 un obispo francés plantó las primeras viñas en New Zeland, en la región de Marlborough donde actualmente se producen Sauvignon Blanc excelentes, posiblemente los mejores del mundo. El Cloudy Bay lo probé hace tiempo y me gustó mucho.


La semana volveré a estar con ustedes.


--- Alejo ---
“el añejo”

Anteriores

2017

2016

2015